El calor y la luz de Naroch

Los médicos dan recomendaciones descansar aquí en invierno. No es que sea mejor que en verano, cuando según la tradición la gente toma vacaciones y cuando hace calor

Los médicos dan recomendaciones descansar aquí en invierno. No es que sea mejor que en verano, cuando según la tradición la gente toma vacaciones y cuando hace calor. Por lo general, en invierno las personas prefieren trabajar. Pero durante la temporada –que se considera un momento candente en la industria de viajes vacacionales– no pueden ser atendidos todos los que deseen. Un día me decidí cambiar la tradición y tomé las vacaciones en la época más del año. Me fuí a Naroch, donde se encuentra el lago más grande de Belarús, en febrero. ¡Oh, qué rico aire invernal! ¡Y qué silencio! Lo que uno aprecia mucho viviendo en una ciudad grande y ruidosa. Unos meses más tarde, en verano, volví aquí. Naroch en vez de hielo me agradó con su hermosa superficie de color azul y esmeralda, por la cual nadaban cisnes. Las aves pisaban audazmente a tierra y tomaban el pan de las manos de turistas. Las personas y las aves de aquí encuentran rápidamente un lenguaje común. Tal vez, la tranquilidad y amabilidad sean dos palabras, con las que podría describir la atmósfera en Naroch.


Hace falta señalar que aquí han sido creadas muy buenas condiciones para descansar. Es más, la naturaleza –los pinos, las playas de arena y el mismo lago, que se extiende hasta el punto de ser cubierto de una bruma de la niebla y que incluso hace jugar una imaginación y pensar que es el mar, pues no se ven las orillas– ha hecho su contribución al desarrollo de la infraestructura de esta zona turística. Así que cuando mis amigos me dicen que en Belarús no hay mar y es malo, les respondo que hay Naroch, lo que es bueno.

Es un ambiente muy agradable de la naturaleza virgen, al cual no está acostumbrado un hombre, que la mayor parte de su vida la está pasando en la metrópoli. Pero un par de días es suficiente para acostumbrarse a Naroch. Y uno ya no quiere regresar a la ciudad. Incluso los mosquitos -el único momento negativo en la noche en esta zona– no molestan mucho. Sin embargo, aquí también han aprendido a protegerse contra estos insectos. Han sido puestas las instalaciones especiales que emiten ondas de radio, que matan los insectos. Con eso no se daña el medio ambiente, pero al mismo tiempo están ofrecidas a los visitantes las condiciones bien confortables. Además de eso, me gustaría destacar una comida muy rica y preparada tomando en consideración las calorías consumidas, que incluye los productos frescos belarusos en todos los centros de la salud, así como los servicios incluidos, que no son peores que en la costa turca y agradan a todos los visitantes, que vienen para descansar aquí. Es cierto que aquí no hace tanto calor, como en Antalya o Bodrum. Pero para los residentes europeos el clima de aquí es más sano y agradable. Además de eso, el descanso en Naroch les costará mucho menos.

Es más apropiado reservar el hotel con anticipación. Cabe señalar que el alojamiento se ofrece sólo para mucho tiempo: hasta varias semanas. Estimados lectores, les aconsejaría a venir a Naroch primeramente para pasar el fin de semana. En este caso se les convendría el hotel “Naroch”: muy moderno y que se parece mucho a los, que se encuentran en la costa del Mar Mediterráneo o Báltico. El nivel de servicios ofrecidos es muy alto. Aunque la comida aquí es menos variada que en un centro de la salud. Pero en la zona hay muchos cafés, donde uno siempre encontrará el menú a su gusto.

Hace falta señalar que el sanatorio, “Sputnik”, ofrece para alquilar para agunos días una casa de madera o varias habitaciones en la misma. Además de eso, les ofrecerán comida y visitas de una piscina. Y si quieren más sesiones, incluso también pasar un rato agradable en sauna rusa, finlandesa o turca, se lo ofrece el centro de la salud, “Prioziórnoye”. Sin duda, el precio de diez dólares norteamericanos no asombrará incluso a la gente con pocos recursos.

Es más, aquí mismo se venden toallas y gorros, así como otros objetos necesarios. Creo que aquí hay de todo y no hace falta traer nada de nada. Todo se puede comprar, claro que si ustedes disponen de suficiente dinero y le gustaría tener todo tipo de comodidades.

Además de eso, vale la pena hablar de otras opciones de buen descanso. Por ejemplo, se puede alquilar una tienda de campaña. Pero es sumamente importante saber que la misma no puede ser instalada en cualquier lugar, pues es el territorio del parque nacional. Hay varios sitios apropiados para acomodarse en un bosque, que se puede ver desde la carretera. Aunque aquí viene mucha gente, siempre se puede encontrar un espacio con facilidad. Hay puntos muy bien equipados: columna de agua potable, ducha, baño. Todo está limpio y tiene buen estado. Además de eso, aquí hay leñas, pero de gran tamaño y pueden ser cortadas sólo con la ayuda de una motosierra. También en la zona hay pequeñas tiendas, donde se puede comprar alimentos. Es más se venden brocheticas de carne para aquellos viajeros, que no quieren ocuparse de la cocina. En uno de los lugares de estadía turística hay incluso un muelle, donde los interesados tienen la posibilidad de alquilar una embarcación a su gusto.

Hace falta señalar que al lago Naroch vienen pescadores para pasar un rato agradable. Aquí está prohibido utilizar redes o practicar una caza submarina, pero se puede pescar con una barra. Y si uno no tiene suerte y no pesca nada, puede comprar la famosa anguila de Naroch ofrecida por los vecinos de la zona. También este pez se vende en un gran número de tiendas locales.

¿Qué obras del patrimonio histórico y cultural de Belarús se puede ver en las afueras de Naroch? Sus consejos da un guía experimentado, Anatoli Varavva:

— En Myadel vale la pena visitar la Iglesia de la Santísima Virgen María construida al estilo barroco en 1754. En Konstantínovo se puede pasar por la Iglesia de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María del siglo XIX. A su vez, en Olshevo permanecen ruinas de la hacienda señorial de los Khomínskiye, así como un parque señorial, que se considera un monumento del arte del paisaje. En el asentamiento urbano, Svir, se encuentra la ciudadela y en la parte céntrica del pueblo la Iglesia de San Nicolás. En el pueblo Zasvir se preservó la Iglesia de la Santa Trinidad. En Shemetovschina se puede pasear por el antiguo parque señorial, cuyos últimos propietarios eran los representantes de la familia Skirmunty. En la artificial colina hecha en el territorio del parque están una iglesia y un campanario. En la cripta de la iglesia se preservaron los entierros de los Skirmunty. Las atracciones turísticas más destacadas de Naroch son la Iglesia de San Andrés y la Iglesia de San Elías. La Iglesia de San Andrés es un monumento de la arquitectura neogótica construida en 1901 y consagrada en 1904. El edificio fue hecho del ladrillo rojo, no fue estucado y sus subsuelos fueron construidos de la piedra enlucida. Frente a la fachada principal de la iglesia se encuentra un campanario de madera de tres niveles en forma de un cuadrado. Tiene tejado con una cruz de metal. La iglesia fue construida en el año 1850 con el uso de la piedra de cantera en estilo retrospectivo ruso. El área alrededor de la iglesia está rodeada de un cerca de piedra. Frente a la fachada principal se encuentran las puertas de piedra de dos partes. Las fachadas laterales del templo comprenden una combinación de contraste de volúmenes bajos y altos. El interior de la iglesia atrae con su hermoso iconostasio con gradas de madera: monumento arquitectónico construido a finales del siglo XIX, principios del siglo XX. La iglesia bien modesta llena las almas de los visitantes con el calor y la luz.

El mismo calor y la luz tienen aguas del lago Naroch, así como la naturaleza de su zona costera. Ustedes se sentirán muy felices aquí durante mucho tiempo. Y es muy probable que tengan deseo de regresar otra vez a este maravilloso lugar.

Víktar Kórbut 

Notas de la revista “Belarús”:

En la orilla del lago Naroch se encuentran muchos centros de la salud. El centro administrativo está en la villa balnearia de Naroch. A los cuatro kilómetros de aquí está ubicado el otro pueblo Naroch, que anteriormente se llamaba Kobylniki o Kobylnik.

La villa balnearia fue fundada en 1964 en el lugar de pequeños pueblos pesqueros, Kupa, Urliki y Stepeniovo. Antes de la Segunda Guerra Mundial en la orilla del lago, en el pueblo Kupa, fueron construidos una dársena y el edificio para dos campings. Entonces, esta área era parte de Polonia. El lago Naroch era el lago más grande de nuestro país (y sigue siendo a esta altura, su área es de 80 metros cuadrados, la profundidad promedia es de nueve metros, el largo es de trece kilómetros y el ancho es de diez kilómetros). En la zona balnearia toman descanso los residentes de los territorios de las modernas Lituania, Belarús y Polonia. En el lago se desenbocan dos docenas de arroyos y un pequeño río y corre un río único: Naroch. El lago es muy limpio y en el mismo habitan más de 19 especies de peces y entre ellos el pescado blanco, lucio, tenca, dorado y por supuesto la famosa anguila de Naroch. La anguila se parece a una serpiente de un metro y medio de largo y habita en muchos lagos europeos, pero sólo desova en las grandes profundidades del Océano Аtlántico (Mar Sargasovo).

Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?