El buen humor de los veteranos

[b]El Estado se encarga no sуlo de los niсos, tambiйn apoya a los ancianos[/b]Es una muestra de genuino humanismo, el pilar de la polнtica social del Estado. “Estamos rebiйn. Nos llevamos aquн con buen бnimo, viviendo a full. No sobrevivimos, para nada!” Durante la visita del presidente al complejo residencial de los veteranos de guerra y de trabajo estas frases de los vecinos del recinto se escuchу en mбs de una ocasiуn. Y esto a pesar de que muchos de ellos ya llevan mбs de 90 aсos de edad.
El Estado se encarga no sуlo de los niсos, tambiйn apoya a los ancianos

Durante el encuentro  entre el presidente, Alexandr Lukashenko, y los residentes del Internado Nacional de veteranos de guerra y trabajoEs una muestra de genuino humanismo, el pilar de la polнtica social del Estado. “Estamos rebiйn. Nos llevamos aquн con buen бnimo, viviendo a full. No sobrevivimos, para nada!” Durante la visita del presidente al complejo residencial de los veteranos de guerra y de trabajo estas frases de los vecinos del recinto se escuchу en mбs de una ocasiуn. Y esto a pesar de que muchos de ellos ya llevan mбs de 90 aсos de edad.
El complejo nacional de veteranos fue reconstruido recientemente en cumplimiento de la indicaciуn del mandatario. Y ya sirve de faro para las demбs instituciones de este нndole. Las buenas condiciones de los veteranos estбn a la vista, no es necesario hablar de ello. Aunque no son muy tan бgiles y rбpidos estos seсores de la tercera edad, les apetece frecuentar la sala de gimnasio y la piscina. Todo el mundo encuentra algъn quehacer. Algunos prefieren dedicar su tiempo a la costura, otros son aficionados a la poesнa ... A lo que le da la gana. Parece que, una vez liberados de las molestas rutinas domйsticas, por fin los vecinos de la residencia tienen la oportiunidad de entregarse completamente a sus hobbi, a los que antes simplemente no tenнan tiempo. Y logran buenos йxitos.
Uno de los ejemplos mбs llamativos es Cheslav Ignбtievich Vysotsky. Sus pinturas hechas en уleo adornan los pasillos de la residencia. Una de sus obras el artista se las obsequiу a Alexandr Lukashenko. Cheslav Ignбtievich se mudу a Belarъs desde Lituania hace como veinte aсos. Los ъltimos diez aсos es vecino de esta residencia de los veteranos. Confiesa que sus primeros ensayos artнsticos los emprendiу cuando joven, aunque nunca le alcanzaba tiempo para desarrollar su don. Sуlo aquн tuvo la oportunidad de sumergirse de lleno en el arte, con lo que siempre soсaba. Otro obsequio mбs para el mandatario fue de las mujeres: una bordadura con motivos navideсos. Pues muchos de los vecinos del recinto poseen talentos.
Todo limpio y acogedor, como en casa. Eso sн, como en casa. Aunque nada puede sustituir un autйntico hogar. Sin embargo, la gran pregunta es cuбl es el mejor lugar para disfrutar de la tercera edad: una residencia acogedora, rodeada de bosque, donde uno respira un aire puro y recibe buena asistencia mйdica y el cuidado personal, o a solas, alejado y abandonado en un apartamento. Por desgracia, la mayor parte de los vecinos de esta residencia –la gente que trabajу duro para su paнs– ya no tiene familiares. Esto es triste. Pero aъn mбs triste es la situaciуn de las personas que residen aquн, por asн decirlo, a costo comercial. Su estancia aquн estб pagada por sus hijos. La cosa mбs bien simbуlica, unos tres millones de rublos al mes (350 dуlares norteamericanos — Aut.). Al enterarse de esto, el presidente frunciу el ceсo. Claro que, cada uno tiene su historia. Algunos residentes del recinto ya son ancianos e incluso sus hijos ya se jubilaron hace tiempo y tienen que esforzarse para solucionar sus propios problemas. Pero a veces los hijos todavнa bien jуvenes mandan a vivir a sus padres a las residencias de ancianos. De allн va la conclusiуn de Alexandr Lukashenko:
“Hace falta que los hijos cuiden de sus padres ancianos. Si no lo quieren hacerlo, que paguen por este servicio a precio de mercado... Si no disponemos de una base legal para solucionar este problema, en la primera mitad del aсo debemos tomar la decisiуn necesaria. Los hijos deben cuidar de sus padres”, seсalу el lнder belaruso.
Ademбs de eso, se trata de crear un sistema legal como el que obliga a los padres negligentes compensar el costo de mantenimiento de sus hijos en los orfanatos. En este caso el precio del servicio ya no debe ser simbуlico, al contrario debe garantizar la rentabilidad. Segъn la orientaciуn del mandatario, estos ingresos serбn invertidos en el desarrollo del sistema nacional de residencias para los ancianos, bajo la tutela del ministerio para los Asuntos Sociales.
Mientras tanto, la tristeza –que provoca la mala suerte de los ancianos abandonados– desvanece bien rбpido. Al presidente lo invitan a tomar el tй. Y los veteranos muestran a los visitantes, que cosa es la juventud del alma: declaman poemas, cantan canciones, tocan el acordeуn. Alexandr Lukashenko visiblemente conmovido, acompaсa el canto del coro que interpreta canciones populares, que conoce todo el mundo desde la йpoca soviйtica y de la guerra. Tambiйn suenan varias composiciones, cuyos autores residen en el recinto. Los presentes elogian el canto del mandatario y en broma lo invitan a ingresar en el coro... Todo el mundo disfrutу mucho la actividad. Resulta que los ancianos siguen los temas de la polнtica.
Tocamos tambiйn el tema de la pasada guerra. Alguien opina que no es justo olvidarse de los guerrilleros. El presidente asevera:
“No creo que nuestra gente no sabe quiйnes son los guerrilleros o desconoce el papel que han jugado en la guerra. Hay ciertos sujetos que tratan de desacreditar al movimiento guerrillero. Sin embargo, en nuestro paнs no les permitiremos cuestionar su hazaсa”.
Por supuesto, el tema de la guerrilla belarusa serб plasmado en la exposiciуn del nuevo Museo de la Gran Guerra Patria, cuya construcciуn ya estб a punto de finalizar en Minsk. En opiniуn de Alexandr Lukashenko va a ser uno de los mejores museos del mundo entre los dedicados a la Gran Guerra Patria y a la Segunda Guerra Mundial, en general:
“Este serб un magnнfico museo, lo vamos a hacer lo mбs moderno e imponente, para que la gente que viene a nuestra capital, al visitar el museo, conozca la hazaсa de nuestro pueblo que ha defendido todo el mundo. La gente de la Europa Occidental debe recordar y apreciar la resistencia belarusa, nuestro arrojo y valentнa durante la guerra. A veces a los belarusos nos critican ... Pues les digo, dejan de hacerlo: ustedes no nos han compensado lo que hemos hecho para ustedes en los aсos de la Segunda Guerra Mundial. Muchos de ustedes viven gracias a nuestra gente que ha perdido la vida.
Los veteranos presentes en la actividad estбn de acuerdo con el mandatario. Mientras tanto, el presidente seсala que le encantarнa verlos en la prуxima inauguraciуn del museo:
“Quiero que ustedes vivan. Ustedes son un buen ejemplo para los demбs que deben aprender de ustedes, para valorar la vida”, dice.
Este deseo encaja con la muy optimista afirmaciуn de un poema declamado durante el tй: “Unos logran seguir viviendo jуvenes a pesar de sus noventa aсos, mientras otros envejecen a los cuarenta ...”
Es todo un tema para reflexionar detenidamente. La rica experiencia de esta gente mayor les permite opinar de la vida de manera muy particular...

Dmitry Krylov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости