El avance victorioso de la operación, “Bagratión”

Siete metros es el largo de un monumento de la Victoria colocado en las afueras del pueblo Rákovichi, municipio de Svetlogorsk, provincia de Gómel

Siete metros es el largo de un monumento de la Victoria colocado en las afueras del pueblo Rákovichi, municipio de Svetlogorsk, provincia de Gómel. Precisamente aquí comenzó la famosa operación de liberación de Belarús de los alemanes nazis, “Bagratión”. El monumento fue inaugurado el 21 de junio de 2014, en la víspera del 70° Aniversario del inicio de la ofensiva de mayor éxito del siglo XX.

Encuentro de los vencedores

A través del pantano Musgo Bridskylos soldados de mariscal Rokossovsky en junio de 1944 pasaron a la ofensiva. Esta parte de la historia está reflejada en el monumento. En el centro de la composición permanecen cuatro figuras: Konstantín Rokossovsky, Georgy Zhúkov, Pável Bátov, Mikhail Panov. A la derecha e izquierda se encuentran los soldados soviéticos. En fondo están las flechas de acero, que indican dos principales ataques del Ejército Rojo.

El día de 21 de junio junto al monumento se reunieron los veteranos, participantes de la operación de liberación de Belarús. Para ellos, este acto fue una gran alegría y la memoria “con las lágrimas en los ojos”. Uno de los vecinos de Minsk, Lev Klimóvich –que asistió a la ceremonia de la inauguración del nuevo monumento– en estos mismos pantanos tuvo su primer bautismo de combate:

— Entonces tuve 18 años. Era la primera batalla mía, en la cual yo fuí gravemente herido por un proyectil, al pasar sólo dos horas del inicio de la operación, “Bagratión”. Durante seis horas permanecí en el fango hasta que me sacararan los médicos de combate.

El vecino del pueblo Svetílovichi, municipio de Vetka, Iván Malinovski, por su valentía en la etapa de la operación, “Bagratión”, que tuvo en las afueras de Bobruisk, recibió agradecimiento de Stalin. Entonces, cuenta el veterano, lo impresionaron mucho las columnas de prisioneros alemanes:

— Después de la ocupación en las afueras de Minsk se reunieron miles de personas. Los soldados del ejército enemigo capturados era la mejor prueba de nuestra victoria. Lo mismo pensaba también el comando soviético. El 17 de julio de 1944 por las calles de Moscú pasaron 50 mil prisioneros alemanes capturados durante la operación, “Bagratión”, en cabezados por sus oficiales y generales.

El veterano de la Segunda Guerra Mundial, Iván Ivkin, para tomar parte de la ceremonia de la inauguración del monumento, vino desde la ciudad de Bryansk. Aunque defendía nuestra patria, pero no pudo participar en la operación de liberación de Belarús, “Bagratión”:

— Fuí herido en una batalla en las afueras de Buda-Koshelevo. Volví a la conciencia en el hospital. Regresé a mi natal unidad militar con un brazo atado. Mi jefe me preguntó: “¿De dónde viniste? Pensamos que tú habías fallecido?” Al volver a nacer,en un tanque llegué a Viena. ¡Por lo tanto, vamos a vivir!

El mundo entero

En el acto solemne de la inauguración del monumento tomaron parte el Secretario de Estado de la Unión de dos Estados, Grigory Rapota, el presidente del Comité de Control del Estado, Alexander Yakobsón, el viceprimer ministro, Anatoly Tozik, y el presidente del Gobierno de Gómel, Vladímir Dvornik.

La idea de construir un monumento en el lugar donde se inició la operación de liberación de Belarús– pertenece a la pareja de poetas e investigadores de Svetlogorsk, Izyaslav Kotlyarov y Sophia Shah. En varias ocasiones ellos plantearon este tema para perpetuar el lugar y la misma operación. Izjaslav Kotliarov señala, que hasta el momento en Belarús o había nada parecido:

— En nuestro país casi todos los monumentos están erigidos en honor de los soldados caídos. Éste va a ser un monumento a la ofensiva: el Memorial de la Victoria. Incluso los historiadores alemanes señalan que precisamente la operación, “Bagratión”, fue el inicio de la derrota de la Alemania nazi.

Uno de los iniciadores de la colocación del monumento es también el presidente del Comité de Control del Estado de Belarús, Alexander Yakobsón. Además de eso, la idea fue apoyada por los expertos de la Unión de dos Estados. El costo del monumento es de 42 millones de rublos rusos. Los 32 millones fueron asignados desde el presupuesto de la Unión de dos Estados. Más de ocho mil millones de rublos belarusos comprenden las asignaciones de los colectivos laborales de la provincia de Gómel, así como las donaciones voluntarias de los ciudadanos.

El Secretario de Estado de la Unión de dos Estados, Grigory Rapota, está convencido de que los monumentos de este tipo son muy necesarios:

— Belarús y Rusia son prácticamente únicos países en el mundo, donde hoy en día, se inauguran los monumentos dedicados a los veteranos de la Segunda Guerra Mundial. Es el monumento a los verdaderos héroes, a nuestros padres y abuelos, que dieron sus vidas por la liberación del mundo del nacismo alemán.

El monumento será una parte central del futuro memorial. Se planea abrir aquí un museo estilizado, ubicado en el aire libre.

“Mokrostupy”es un arma secreta

La operación, “Bagratión”, entró en los libros de la historia de la Segunda Guerra Mundial como la ofensiva militar más exitosa del siglo XX. En primer lugar, los investigadores subrayan su gran envergadura e importancia. Las tropas alemanas de la agrupación, “Centro”, con las unidades adyacentes de vecinas unidades militares contaban con 63 divisiones, incluso cuatro de tanques y tres unidades motorizadas. Ellos contaban con millón 200 mil oficiales y soldados, nueve mil 500 cañones y morteros, 900 tanques y mil 350 aviones.

Los detalles tácticos de la operación nos contó el director del museo de la gloria militar de la provincia de Gómel, Pável Zhdanóvich:

— Los participantes de la operación defensiva –que obtuvo el nombre “Vaterland”– aprovecharon las condiciones naturales de Belarús. Es la presencia de los humedales y numerosos obstáculos de agua. En junio de 1944, las tropas soviéticas, utilizando “mokrostupy”, raspadores, balsas y calzadas, hicieron una gran sorpresa mortal al enemigo. Inesperadamente para los alemanes, los tanques, la gente y la artillería pasaron a través de los pantanos intransitables y captaron a los nazis por sorpresa, alrodear las tropas alemanas de la agrupación, “Centro”.

Cabe destacar que un buen resultado en la operación de liberación, “Bagratión”, fue logrado a costa de excelente camuflaje de las tropas, así como tras informar mal al enemigo. El comando alemán llegó a una conclusión errónea de que las unidades soviéticas darían un golpe decisivo en la parte sur, pues en Galicia el ejército soviético tenía una buena perspectiva de atacar Varsovia y luego avanzar hacia la retaguar dia de la agrupación alemana, “Centro”. Los enemigos estaban convencidos de que Belarús iba a seguir un plan de desviación. Lo que era un error fatal para los alemanes.

Un hecho muy interesante: por primera vez en una operación de ofensiva de tanta envergadura las unidades regulares cooperaban de modo muy productivo con los destacamentos de guerrilleros. Así que la “Guerra de Rieles” comenzó de modo brusco y en resultado más de diez mil explosiones incapacitaron por completo las comunicaciones ferroviarias en el territorio entre el Dnieper y Minsk y al oeste de la capital belarusa.

Durante la operación de liberación, “Bagratión”, que tuvo lugar desde el 23 de junio hasta el 29 de agosto de 1944, las pérdidas enemigas superaron 539 mil personas: 381 mil fallecieron y 158 mil se convirtieron en prisioneros. En resultado de la ofensiva fue liberado no sólo el territorio de Belarús, sino se formó una brecha de 900 kilómetros entre las agrupaciones de las tropas alemanas, “Sur” y “Norte”. Para cerrarla el comando de Wehrmachthizo pasar de otros sectores 46 divisiones y cuatro brigadas. Lo que facilitó la ofensiva para aliados en la parte occidental, así como para las fuerzas soviéticas en Ucrania y los Países Bálticos.

Recordar a todos por los nombres

El historiador de la ciudad de Svetlogorsk, el vecino del pueblo Petróvichi, Alexei Russinóvich, durante la guerra vivía con su madre a pocos kilómetros del aquel lugar, donde fue iniciada la operación de liberación, “Bagratión”. Acerca de cómo se ha desarrollado la ofensiva más importante en Belarús él sabe no sólo de los libros:

— En la zona, donde está el monumento, avanzaba la infantería. El cuerpo de tanques de Panov se movía a siete kilómetros hacia el sur, a través de nuestro pueblo Petróvichi. Después de las batallas la gente desmantelaba calzadaspara construir viviendas. No fue fácil, pues las calzadas tenían doble capa para soportar el peso de los tanques. Durante la ofensiva los soldados soviéticos sufrían significativas pérdidas humanas, pero un mayor número de personas falleció aquí en vísperas de la operación. Los combates locales de mucha importancia duraron seis meses. En 1944, nosotros junto con los demás aldeanos volvimos a enterrar los cuerpos de cientos de soldados, que habían fallecido en estos pantanos.

Alexei Vladímirovich сuenta, que el primer “monumento” a los soldados caídos era... alazán. En aquellos lugares, donde fueron enterrados cuerpos humanos, luego crecieron hojas muy grandes. Eran tiempos de mucha hambre. Y los chicos recogían un alazán. Mi madre me regañaba por ello y lo echaba a la basura.

Hace falta señalar que durante la operación de liberación, “Bagratión”, 600 mil soldados soviéticos fueron heridos y 180 mil fueron asesinados. Durante muchos años en estos lugares sólo hierba alta y pequeños monumentos con las estrellas recordaban de la primera etapa de la operación, “Bagratión”. En opinión del historiador de guerra, en el futuro memorial deben ser puestos los nombres de todos los soldados fallecidos por la liberación de Belarús.

Stanislav Galkovsky

Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?