Dos en uno o un paso cуmico de vodevil

[b]En el Teatro Dramбtico Acadйmico Nacional M. Gorkiy el estreno de “Vodeviles rusos” promete llenos[/b]Todavнa no terminу la temporada teatral en Belarъs: por la maсana los actores tienen los ensayos y por la noche los espectбculos. El ritmo acostumbrado aceleran, sin duda, los estrenos que siempre representan un evento para el teatro y sus aficionados, aunque sean fracasos. No, no, de la nueva obra del Teatro Ruso (asн llamamos a esta reconocida compaснa) voy a hablar sуlo en el tono positivo. Y antes que nada digo mis cumplidos al director.
En el Teatro Dramбtico Acadйmico Nacional M. Gorkiy el estreno de “Vodeviles rusos” promete llenos

Todavнa no terminу la temporada teatral en Belarъs: por la maсana los actores tienen los ensayos y por la noche los espectбculos. El ritmo acostumbrado aceleran, sin duda, los estrenos que siempre representan un evento para el teatro y sus aficionados, aunque sean fracasos. No, no, de la nueva obra del Teatro Ruso (asн llamamos a esta reconocida compaснa) voy a hablar sуlo en el tono positivo. Y antes que nada digo mis cumplidos al director.
Aunque Serguey Kovбlchik todavнa se considera un director joven en el teatro, se ve claramente que es muy experimentado en representaciones. “Vodeviles rusos” es su tercer espectбculo desde que fue nombrado el director jefe. Al idear la representaciуn Kovбlchik se mostrу como un estratega inteligente: invitу a Olga Klebanуvich, artista popular de Belarъs, en calidad de directora-pedagoga. A propуsito, le era interesante cooperar con Kovбlchik en esta condiciуn. Segъn comenta Olga Mijбilovna, йl siente perfectamente la comedia. Asimismo, aprecia el acompaсamiento musical, ya que йl mismo toca muy bien el acordeуn lo que se comprobу en el reciente beneficio de Klebanуvich. Esta vez Kovбlchik eligiу la mъsica de mucho estilo del grupo cabaret “Boda de plata.” Entrу a formar parte inherente de vodeviles, y hasta la ironнa y paradoja tan propias a este grupo popular favorecieron a la idea del espectбculo. La mъsica y canciones llevan mucho sentido, ponen acentos aligerando el costumbrismo de vodeviles, iluminando los juegos mentales de personajes. La mъsica escogida con certeza da la vida a las encantadoras paradojas y tonterнas, bromas y muecas tan ricas en este gйnero.
A propуsito, los autores de vodeviles rusos que ahora “se empadronaron” en el Teatro Ruso vivнan y creaban en el siglo XIX. Petr Grigуriev, autor de “Anйcdota de San Petersburgo con el habitante y dueсo de casa”, era actor y dramaturgo, sirviу en el Teatro Dramбtico Imperial en San Petersburgo casi 50 aсos. Mientras tanto, Pavel Fйdorov quien creу la pieza “Az y Fert” era el dramaturgo, jefe del repertorio y el administrador de la escuela teatral de San Petersburgo. Principalmente traducнa y adaptaba conforme a los caracteres rusos los vodeviles y comedias ligeras francesas. Los dos autores dejaron gran herencia literaria al que, como vemos, siguen recurriendo los teatros.
Ya hace mucho querнa poner en escena los vodeviles, — explica Serguey Kovбlchik, — ya que es una “perfecta oportunidad para educar a los jуvenes del teatro.” A propуsito, para cuatro estudiantes de la Academia de Artes que en el espectбculo representan a los mъsicos de la banda y ademбs saben tocar diferentes instrumentos musicales es un buen entrenamiento en escena profesional. El vodevil no es un gйnero simple. Hay un peligro: de la ligireza de comedia pasar a la superficialidad, de la gracia a la vulgaridad. Esto no tocу de ningъn modo a los ejecutores del espectбculo: ni a los jуvenes, ni a la generaciуn mayor.
Es guapa, graciosa e inteligente Anna Malankina que interpreta el papel de Marfa Semйnovna en el vodevil “Az y Fert”. No le desmerece en nada Alexandra Bogdбnova, una brillante actriz caracterнstica. Representa a Liubushka a la que su padre Ivбn Andreevich Mordashov (Anatуliy Golub) quiere dar en matrimonio. Destaco que es digno de atenciуn el trabajo de Golub que hace poco entrу en la compaснa: Mordashov es su segundo papel importante en las tablas del Teatro Gorkiy. Debo confesar que era muy interesante observar cуmo el nuevo miembro de la compaснa se descubre en su papel, cуmo de un episodio a otro se incrementa el grado emocional de monуlogos y diбlogos de Mordashov con su mujer, hija y sus novios tan distintos. Parecнa que un poco mбs y Golub casi pierde pie, hace un error: en la entonaciуn o en sus movimientos. De otras palabras, harб algo inoportuno que provoque el fastidio, haga bostezar y pensar a uno que al actor le falta el academismo. Pero a Golub no le faltaba, dirнa, que era brillante. Su Mordashov vuela alborotado por el escenario y parece que el actor cumple con su tarea: demostrar al padre de familia obsesionado por la idea de casar a su hija con el seсor cuyos nombre y apellido coincidan con los monogramas ya hechos en la lencerнa de tela holandesa y un caro servicio de loza.
Se siente la destreza del tбndem de directores en el espectбculo. ЎConocen su oficio! Manejan el material y modelan lo ideado pensando en la tarea principal. A propуsito, ya lo sabemos: Olga Klebanуvich como actriz es muy fuerte en los pormenores del teatro psicolуgico. Serнa extraсo si al debutar en la calidad del director ella no hubiera aportado estos detalles y matices en el espectбculo. Ante todo, Olga Mijбilovna exigнa de los actores, segъn ella cuenta, llenar las vidas de sus personajes de un contenido interior. O, mбs exacto, los actores tenнan que inventar a sus personajes sus historias, algo parecido a las biografнas. Йstas son las fuentes ocultas que alimentan las imбgenes, las hacen vivas y atractivas para el espectador. Por otra parte, a los mismos actores les gustan mбs sus personajes “con historias.”
Con gran placer recuerdo la interpretaciуn de la actriz joven Dubrovskaya en el vodevil “Az y Fert”. Su papel de criada Akulka es corto, casi sin palabras. Pero con quй bizarrнa Dubrovskaya ejecuta su “ridнcula” parte utilizando los movimientos plбsticos, rйplicas lacуnicas y una graciosa mнmica. Claro que no pasу sin ayuda de directores. A veces parece que la actriz es guiada por la mano de un profesional como una marioneta.
El seсor Ivanov endeudado hasta el cuello cuyas bъsquedas de solucionar cуmo pagar a los acreedores no van mбs lejos de razonamientos y rodeos astutos — es el argumento del vodevil “Anйcdota de San Petersburgo con el habitante y dueсo de casa”. Pero al fin y al cabo Ivanov inventa una manera de sacar dinero al dueсo del apartamento. Este personaje lo representan en diferentes repartos dos actores jуvenes: Ivan Trus y Oleg Kotz. La interpretaciуn de Trus se destaca por una afectaciуn elevada y la aspiraciуn de asentar una base “ideolуgica” para su deseo de no pagar por cuentas. Kotz tiene una otra manera, mбs suave, de existir en el papel: su Ivanov es mбs astuto y cauteloso que el personaje sencillo y cobarde de su colega. Los dos actores tienen excelentes capacidades para canto y los dos con precisiуn hacen llegar la partitura musical del espectбculo. Con mucha naturalidad Andrey Senkin, el reciente graduado de la Universidad de Cultura y Artes, representa el papel de Levka, criado de Ivanov. Su monуlogo inicia el espectбculo y es importante a priori la nota que da el actor. En el estreno Senkin acierta el ritmo del espйctaculo y continua con facilidad la melodнa del coro sobre las tentaciones de vida en la capital y bъsquedas de dinero.
Parece: їque nos importarбn las historias ridнculas con monogramas y acreedores, naturales de campesinos que aspiran de todas maneras arraigarse en la ciudad, su habla rusa arcaica de estilo amanerado que utilizaba toda la pequeсa burguesнa de San Peterburgo en el siglo antepasado? Sin embargo, el tema de personalidades con autoridad hinchada que intentan mostrarse importantes no lo siendo en realidad, tema de valores verdaderos e imaginarios, asн como el tema de poder son eternos. Tal vez por eso el decorador de escenario (Alla Sorуkina) eligiу como el elemento bбsico de escenografнa un billete. Toda la acciуn se desenvuelve ante el fondo de moneda con valor de cien rublos establecida en los tiempos de emperatriz Ekaterina II. Y las salidas y entradas en una pared de dinero son a lo mejor sнmbolo de posibles vнas de su adquisiciуn. En general, hay algo que pensar y burlar. Todas las connotaciones son transparentes y hasta declaradas, sin embargo, la misma forma de farsa que comprende estas connotaciones refuerza su resonancia.
El espectбculo “Vodeviles rusos” en el Teatro Ruso triunfу y creo entrarб en la retahila de espectбculos que les gustan al pъblico. Lo digo en el tiempo futuro, porque el nuevo chispeante espectбculo necesita todavнa una “prueba”, el perнodo en que se armonizan todos los componentes de la representaciуn teatral. No en vano hasta la dйcima interpretaciуn en el teatro se califica como el estreno. Pero a mн personalmente me gusta mucho esta “la mбs primera prueba ante el espectador.” Recuerda la primera prueba de un nuevo traje, cuando la tela en algunas partes es cosida con hilo blanco y todavнa no se sujeta bien, cuando puedes ver: aquн hay que un poco apretar, allн un poco soltar, y en alguna parte dar mбs brillo... Como regla, en un espectбculo fuerte toda la elaboraciуn avanza a su ritmo, ya que el director experimentado nota todas los defectos — lo demбs depende, si tienen actores la flexibilidad. Me convencн de que sн la tienen de veras. Por lo tanto, apostar por la juventud resultу un paso justificado.

Valentina Zhdanуvich
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости