Dejen el paso

El nuevo programa de la Unión de dos Estados permitirá a la industria automotriz de Belarús y Rusia alcanzar el nivel mundial

El nuevo programa de la Unión de dos Estados permitirá a la industria automotriz de Belarús y Rusia alcanzar el nivel mundial


La industria automotriz de la Unión de dos Estados apenas aguanta la competencia extranjera. Para conocerlo, basta observar las carreteras, por donde en un flujo continuo se mueven vehículos –autos y camiones– fabricados en el exterior. Las razones son diferentes. Incluyendo financieras y económicas. Pero hoy en día, aseguran los expertos, el éxito está determinado principalmente por dos componentes: la calidad y la capacidad de fabricación. Precisamente las tecnologías anticuadas e ineficientes obligan a nuestros vehículos a dejar de correr por las carreteras del mundo. Nos atrasamos también en cuanto al nivel técnico que comprende el anticuado dispositivo para ahorrar el combustible, el anticuado sistema de frenos y anticuados elevalunas eléctricos, pues detrás de todo esto está el micro esquema electrónico. Es así llamado “cerebro” del vehículo. Se trata de una producción especializada que durante muchos años ha dejado de ser desarrollada. En resultado, hemos perdido el tiempo y una parte sustancial del mercado.



Este problema bastante difícil ha sido analizado en varias ocasiones en el Comité Permanente de la Unión de dos Estados, con la participación de expertos en el sector, que tienen una herramienta eficaz para cumplir con este tipo de tareas de “avance”: programas científicos y técnicos, financiados por el presupuesto de la Unión de dos Estados. Uno de ellos, por la decisión del Consejo de Ministros de la Unión de dos Estados –adoptado en mayo de 2016– ahora se convierte también en un programa de desarrollo de partes electrónicas para su uso en los sistemas de control y seguridad de los autos y lleva el nombre, “Autoelectrónica”.

Recientemente en la empresa de Minsk, “Integral”, ha tenido lugar una reunión entre los expertos de Belarús y Rusia. El objetivo es iniciar el trabajo, una vez aprobado el programa. A partir de una base competitiva han sido determinadas las empresas que van a cumplir con el programa. De la parte belarusa a la selección de los participantes se ha dedicado la empresa, “Integral”, y de la parte rusa la empresa, “Radar-MMS”, conocida por sus desarrollos de alta tecnología en el sector del transporte.

¿Cuáles son los problemas científicos y técnicos que deben ser resueltos en conjunto? En el Ministerio de Industria de Belarús –que forma parte del programa– dieron a conocer todos los detalles. Lo más importante es alcanzar en cuanto al nivel técnico la paridad con los vehículos fabricados en los países occidentales, basándose en los desarrollos domésticos. Es decir, proporcionar una sustitución de importaciones a gran escala. Ahora en Belarús y Rusia opera el estándar ambiental de vehículos, Euro-4. A su vez, en Europa Occidental fabrican vehículos de Euro-5 y 6. Es necesario alcanzar estos indicadores, sin aportar cientos de millones de dólares norteamericanos para adquirir componentes y partes.

A partir de esto, hemos determinado cuatro áreas principales de investigación científica y tecnológica conjunta de los científicos y expertos belarusos y rusos. Se trata de los sistemas de manejo de estos vehículos de transporte, sistemas de seguridad inteligentes, sistemas de control eléctricos, sensores de recopilación de información. La temática fue acordada con los principales centros científicos, los ministerios de Transporte y Comunicaciones y otros organismos de los dos países.

Además de eso, fueron determinadas empresas y organizaciones que tomarán parte en el nuevo programa. De la parte belarusa serán: la empresa de camiones de Minsk, la planta de motores, la fábrica de tractores de ruedas, la empresa BelAZ, reconocida mundialmente por fabricar camiones volquete. Así como todas las empresas de producción de partes de vehículos. De la parte rusa serán las empresas líderes de la industria automotriz: KAMAZ, GAZ y “Ural”. Ya está previsto que serán desarrolladas tareas técnicas. Las empresas del perfil electrónico cumplirán con los pedidos a partir de micro esquemas. Además de la empresa ya mencionada, “Integral”, en Belarús es la empresa, “MPOVT”, holding, “Horizont”, y sus filiales, la fábrica de Vítebsk, “Izmeritel”.

En general, en los próximos cuatro años, está previsto crear en torno a 40 tecnologías básicas para la producción de componentes electrónicos para la industria automotriz. Para estos fines del presupuesto de la Unión de dos Estados se planea asignar importantes fondos. En su momento, el Gobierno de la Unión de Estados ya ha apoyado a la industria automotriz de Belarús y Rusia tras financiar varios programas de investigación y desarrollar la fabricación de motores diésel. Al mismo tiempo, han sido llevados a cabo varios programas conjuntos destinados para el desarrollo de la construcción de dispositivos electrónicos. Esta asistencia financiera ha permitido mantenerse en el mercado y conservar el potencial científico y técnico. A esta altura, la tarea más importante es crear un vehículo del futuro.

Vladímir Yákovlev
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?