Deber para mañana

Las inversiones para el desarrollo de la construcción de maquinaria belarusa sólo serán prestadas para los mercados específicos

Las inversiones para el desarrollo de la construcción de maquinaria belarusa sólo serán prestadas para los mercados específicos



Dijo el presidente, Alexander Lukashenko, durante su visita a la empresa de camiones de Minsk, compañía de gestión del holding BelautoMAZ. La construcción de maquinaria internacional en su conjunto está pasando por tiempos difíciles. La demanda de una maquinaria cayó casi en todos los países y en todos los segmentos. En resultado, el almacén de la empresa de camiones de Minsk, MAZ, está lleno de productos terminados, aumentó mucho la deuda y hay déficit de los activos actuales. El Estado prestó ayuda mediante los esquemas de leasing, las subvenciones a consumidores y otros instrumentos que permiten descargar el almacén. Pero la situación mejoró sólo un poco. La empresa sigue buscando nuevos mercados de suministro. ¿Qué tan exitoso este trabajo? ¿Cómo se ve el día de mañana? Y no sólo para la empresa de camiones de Minsk, MAZ, sino también para todo el sector de la construcción de maquinaria belarusa en general. Durante la visita del presidente a la empresa MAZ ha sido iniciada una gran conversación, que permitirá obtener respuestas a estas preguntas en un sentido amplio.

En la exposición –organizada en el patio de la empresa– fueron presentadas las muestras de los productos nuevos de las empresas de construcción de maquinaria de Belarús. Además de eso, en los talleres sus productos se lo presentaron los fabricantes de las partes de repuesto. Inicialmente se suponía que después de conocer la exposición tendría lugar una reunión dedicada al análisis de las perspectivas del sector de la construcción de la maquinaria. Pero esta parte de la reunión de trabajo fue cancelada. Pues este tema es muy importante y no puede ser analizado de paso. Sólo el conocimiento de los productos y los informes de los directores junto a los stands tomó casi cinco horas. La información obtenida debería ser analizada bien atentamente. Además de eso, el presidente, Alexander Lukashenko, exigió que a la reunión final se la asistieran no sólo directores de las empresas del sector de la construcción de maquinaria y miembros del Gobierno. Pues esto no daría una imagen completa. Es necesario invitar a los expertos que se dedican a las ventas de la maquinaria belarusa en diferentes países, así como a las personas que trabajan en estos equipos para que ellas hablen abiertamente de todas las quejas y sugerencias. Es la única manera de llegar a una verdadera comprensión de las necesidades del mercado con el fin de desarrollar futura estrategia del desarrollo del sector. Así que eso será un tema de un futuro muy próximo. Sin embargo, algunas conclusiones ya podemos hacer hoy en día.

El presidente preguntó a los directores de las plantas BelAZ, MTZ, Amkodor, cómo está la situación en sus puestos de trabajo en comparación con la de la empresa de camiones de Minsk, MAZ. Resultó que la empresa MAZ tiene mayores problemas.

— Ya es un límite máximo, es imposible caer más, dijo el presidente bien abiertamente durante una reunión con el personal de la empresa.

Los trabajadores se pusieron muy tristes, pero apoyaron al mandatario belaruso. La conclusión de Alexander Lukashenko es que el destino de la empresa está en sus manos. A los mercados se los están ganando sólo ofreciendo buena calidad. Y cada falla en la línea de montaje lleva a la menor autoridad de la marca belarusa y, como consecuencia, a la pérdida de compradores, así como los beneficios y también a la reducción de salarios. Así es la relación directa entre el trabajo y el salario. La gente lo entiende y cree en el futuro exitoso de su empresa. No importa qué difícil sea hoy. Eso demostró la encuesta realizada en la víspera de la visita del presidente a la empresa. Sin embargo, el personal espera de la junta directiva de la empresa acciones más decisivas.

La empresa, es decir, el holding, BelautoMAZ, ya tiene el plan de futuro desarrollo. Por el momento, no vamos a entrar en los detalles técnicos, claro que son bien sopesados. Resulta que muchas secciones deben ser modernizadas. Pero es muy costoso. Casi medio mil millones de dólares. Es un monto bastante considerable. Aunque no se puede decir que este número de algún modo alarmó al mandatario belaruso. Él hizo sólo una pregunta: ¿Si existen mercados dispuestos para adquirir el producto? Y cuando no le dieron una respuesta, dijo:

— Ustedes recibirán el dinero, tal vez, también los préstamos chinos, sólo cuando mostrarán que tienen mercados, donde podrían vender sus productos. De lo contrario, no vamos a dar ni un centavo... No puedo invertir aquí una vez más cientos de millones de dólares para que ustedes fabriquen un producto y lo pongan en el almacén, sin ganar nada.

Es la esencia de cualquier modernización. Se puede comprar e instalar los más avanzados equipos, capacitar al personal, fabricar un buen producto de calidad. Pero sin la estrategia desarrollada previamente y confirmada por la demanda de consumidor los gastos nunca serán recuperados. Entonces, ¿para qué estos planes tan ambiciosos?

Quizás es la tesis fundamental, que deben tener en cuenta todos los que tomarán parte de la reunión final dedicada al destino de la construcción de maquinaria de Belarús. En cuanto a los detalles técnicos, durante la visita a la empresa de camiones de Minsk, MAZ, Alexander Lukashenko, hizo algunos comentarios, como siempre muy acertados. Los constructores de maquinaria se quejan de mucha competencia en el mercado ruso. Pero podrían ofrecer términos que obligarán a ceder un poco a los consumidores rusos. Por ejemplo, dar una garantía de cinco años en la maquinaria, como hacen algunos fabricantes de autos internacionales. A menos que, por supuesto, están seguros de la calidad de sus productos. A propósito, en este caso es bien ilustrativo el ejemplo de la empresa de camiones volquete, BelAZ.

Esta planta ya ha anunciado sobre el recurso de algunos de sus vehículos sin una revisión a fondo de un millón de kilómetros. Y funciona.

Junto a la exposición de la empresa BelDZhI el presidente se interesó en un modelo de coche, “Gilly” de la clase ejecutiva. Es un buen auto belaruso, resumió él y ordenó que los funcionarios –presidentes de los comités ejecutivos de los distritos y los ministros– deben usar los autos fabricados en Belarús.

Hace falta señalar que el otro proyecto interesante se traduce en que la maquinaria agrícola trabaje en el gas licuado del petróleo (GLP). En este caso se obtiene un ahorro muy significativo en el combustible. Para la próxima temporada agrícola con estos equipos deben estar equipadas al menos tres granjas. En este ejemplo serán evaluados los beneficios y tomadas las decisiones en cuanto al uso de esta experiencia.

Otra sugerencia del líder belaruso es comenzar a cuidar fondos. Un ejemplo ilustrativo: la empresa de camiones de Minsk, MAZ, necesita una nueva producción de fundición. También la necesita la empresa MTZ, la planta de motores y varias empresas más. No es necesario que cada de estas empresas construye su propia producción de fundición. Es más fácil construir un centro de fundición para todas las empresas. Este proyecto ya se está desarrollando. Del mismo modo, es necesario mirar a otras áreas.

Y, quizás lo más importante, lo que dijo el presidente a los trabajadores: la empresa MAZ debe sobrevivir. Las plantas de este tipo son nuestras marcas nacionales, es todo un orgullo de nuestro país. Es nuestra historia, que debe convertirse en nuestro futuro. Por supuesto, a una manera nueva, a partir de una economía moderna. Mientras tanto, los directores del holding tienen por tarea mínima: cuidar al personal y garantizarle sus salarios. A su vez, sobre las tareas más importantes de la empresa y la construcción de maquinaria en general se hablará próximamente.

Vladímir Khrómov


Durante su visita a la empresa de camiones de Minsk el presidente, Alexander Lukashenko, habló con el personal y respondió a las preguntas de los empleados. En particular, el mandatario belaruso dijo:


Sobre la necesidad de mantener la paz y la tranquilidad en nuestra tierra:


— Algunos se burlan de la sabiduría de vida “ojalá que no tengamos guerra en nuestra tierra”. Pero cuando hay una guerra una persona sólo necesita la paz. Eso es lo principal. Y quiero asegurarles que los problemas de seguridad, la guerra y la paz no deben preocuparles. No pretendemos pelear con nadie, somos personas de mucha experiencia. En los últimos años hemos modernizado nuestras Fuerzas Armadas de tal manera que cualquiera que trate de poner un pie en nuestra tierra, de inmediato recibirá un daño inaceptable. Con este objetivo hemos modernizado nuestro ejército, pues estamos pensando en la protección de nuestro país. Por la misma razón, hemos fortalecido la frontera con la vecina Ucrania. No nos hemos separado de los ucranianos civiles: para esta gente el camino a nuestro país siempre está abierto. Todo el mundo sabe que estamos ayudando mucho a los refugiados belarusos. Pero los bandidos nunca podrán penetrar a nuestro territorio. Así que no piensen en la guerra, por favor. Nuestro principal problema ahora es la economía. Si sobrevivimos estos tiempos difíciles –tarde o temprano van a terminar– entonces no tendremos ningún peligro. Si lo venceremos, somos gente fuerte.
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Автор фото: БелТА
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?