De lo global a lo regional

Sin duda, las Naciones Unidas es una organización global, que reúne a toda la comunidad internacional e influencia en la política mundial

Sin duda, las Naciones Unidas es una organización global, que reúne a toda la comunidad internacional e influencia en la política mundial.
Sin duda, las Naciones Unidas es una organización global, que reúne a toda la comunidad internacional e influencia en la política mundial. Como se sabe, Belarús es uno de los miembros fundadores de la ONU, sus iniciativas en muchas ocasiones han recibido un amplio apoyo en las sesiones de la Asamblea General de la ONU. Pero hay una relación inversa: a través la Representación Permanente de las Naciones Unidas en Belarús, en el país se está cumpliendo un gran número de proyectos y programas. Más detalladamente sobre este tema hemos hablado con el Coordinador Permanente de la ONU en Belarús, Sr. Sanaka Samarasinha.

Sr Samarasinha, Coordinador Permanente de la sistema de la ONU / el Representante Permanente de la PNUD en Belarús

— Sr. Samarasinha, que podría contar sobre las actividades más importantes llevadas a cabo por las Naciones Unidas en Belarús?

— En primer lugar, me gustaría decir que las Naciones Unidas está representada en la República de Belarús por las nueve Agencias de la ONU, tres instituciones financieras internacionales, como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Corporación Financiera Internacional, así como por nuestro socio: la Organización Internacional para las Migraciones, que también forma parte del equipo belaruso de las Naciones Unidas. Este equipo en el país está trabajando en una estrecha cooperación con el Gobierno de la República de Belarús y los socios nacionales de las Naciones Unidas en cuanto a un gran número de actividades. Las Agencias de las Naciones Unidas –que no estén representadas en el país– cooperan con Belarús a través de nuestra oficina, participando en proyectos llevados a cabo en colaboración con socios nacionales e internacionales.

Hace falta señalar que estamos cooperando activamente en la esfera de salud pública, comenzando con las actividades en el ámbito de la lucha contra la tuberculosis, el VIH SIDA y las enfermedades no transmisibles, incluso la lucha contra el abuso de alcohol, el tabaquismo y la diabetes. Utilizando los recursos –proporcionados por el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria– los expertos de las Naciones Unidas han desarrollado y puesto en práctica un programa de terapia antirretroviral de mucha acción, que está disponible actualmente para más de seis mil personas que viven con el VIH. Según los expertos, este programa, ha ayudado a prevenir más de cuatro mil nuevos casos del VIH, así como más de dos mil muertes por el SIDA en Belarús. La terapia antirretroviral –ofrecida en el marco del programa de las Naciones Unidas– está accesible a casi la mitad de las personas que viven con el VIH en el país. Y gracias a los programas –encaminados a hacer frente a la incidencia de la tuberculosis, implementado por la ONU en Belarús a partir de 2007– el número de casos con resistencia al tratamiento farmacológico se redujo en más de un millar de casos. Y cada año el número de casos de tuberculosis se disminuye en 200 o 300 casos en relación con el año anterior. El problema existe, es significa que lo existe en la esfera de cooperación mutual, el la area de lucha contra multiresistentos formas de tuberculosis.

La ONU en Belarús bajo la dirección de la Organización Mundial de la Salud apoya activamente al país en la esfera de la promoción de estilo de vida saludable y la lucha contra la propagación de las enfermedades no transmisibles. En particular, a esta altura, participamos en un programa para identificar los casos de cáncer de mama y el cáncer de cuello uterino. Los datos estadísticos indican que en Belarús son diagnosticados anualmente hasta mil casos de cáncer de cuello uterino, es más de esta enfermedad muere en promedio una mujer al día. Tenemos la intención de minimizar el número de estos casоs tras cumplir con el programa de diagnóstico previo la organización de campañas de información. Las áreas muy importantes de la cooperación en el trabajo de la ONU siguen siendo temas de igualdad de género. En particular, se pone cada vez más agudo el problema de la violencia doméstica. Cabe destacar que nn Belarús, la violencia doméstica tiene carácter del género. El año en curso, fueron registrados 260 crímenes domésticos cometidos dentro de las familias. Todos los días la policía registra en torno a 500 casos de conflictos internos, y en el 70 por ciento de los casos estamos hablando de la violencia contra las mujeres y los niños. Bajo la supervisión general del Fondo de Población de las Naciones Unidas ayudamos en el desarrollo de la legislación para combatir la violencia doméstica, enseñamos a oficiales de órganos del orden público, llevamos a cabo las campañas de información sobre este tema, así como informamos a la comunidad sobre cómo actuar en este tipo de situaciones y ofrecemos línea directa de apoyo a las víctimas de la violencia doméstica...

Cabe señalar que, además de la cooperación en el campo de la salud pública, también ofrecemos la asistencia y el apoyo a Belarús en la esfera de la adhesión a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, así como en la ratificación y la aplicación de sus disposiciones en el país. Actualmente en Belarús vive más de medio millón de personas con discapacidad y para ellas es sumamente importante ser incluidos en la sociedad como miembros de pleno derecho con la igualdad de oportunidades. Belarús apoya a las personas con discapacidad, y al mismo tiempo nosotros podemos hacer nuestros mejores esfuerzos para eliminar las barreras que impiden que estas personas tengan acceso a los servicios y que simplemente disfruten de la vida y la comunicación, como los demás a su alrededor. Podemos hacer mucho en el ámbito de la formación de las personas con discapacidad en diversas profesiones y solucionar problemas agudos de salud mental. Además de eso, podemos hacer mucho para superar los prejuicios en cuanto a las personas con enfermedad mental y proporcionarles la atención adecuada.

El equipo de la ONU en Belarús está trabajando activamente en la esfera de la protección de los niños y la infancia. En noviembre, en Minsk fue celebrada la conferencia internacional de alto nivel de la UNICEF para los países de Europa Central y Oriental, así como para los miembros de la Comunidad de Estados Independientes, “Fortalecimiento de los mecanismos nacionales en la esfera de la protección de los niños contra la negligencia, el abuso, la violencia y la explotación”. La conferencia de un nivel tan alto –dedicada a la protección de la infancia– fue celebrada en Belarús por primera vez. En el marco de la conferencia tuvo lugar el intercambio de opinión en la esfera de la creación de sistemas eficaces de protección de los niños, así como fue creada la Agencia de Cooperación interdepartamental en este campo.

El problema muy grave es el traumatismo infantil, y la UNICEF está cooperando activamente con el Gobierno de Belarús y diferentes asociaciones públicas para reducir el riesgo de lesiones de los niños, que a menudo es el resultado de la negligencia y el descuido de los padres.

El equipo de las Naciones Unidas en Belarús está llevando a cabo una serie de proyectos relacionados con la política juvenil. Por lo tanto, tenemos la intención de organizar un Consejo de la Juventud a fin de que los jóvenes del país puedan ejercer su derecho al voto en la planificación e implementación de actividades de las Naciones Unidas. De este modo los jóvenes podrán contribuir más plenamente a nuestros programas y proyectos.

El próximo año 2015 fue declarado el Año de la Juventud en Belarús. Esperamos que durante el próximo año sea organizada la visita a Belarús del Representante Especial del Secretario General de la ONU para la Juventud.

Durante muchos años, estamos cumpliendo con el programa en el ámbito de la migración y la lucha contra la trata de personas. Como se sabe, Belarús es uno de los líderes mundiales en la esfera de la lucha contra este problema mundial, una forma moderna de esclavitud. Bajo el liderazgo de Belarús los países de la ONU el año pasado aprobaron una resolución sobre la celebración del Día de la lucha contra la trata de personas. Con la ayuda de las Naciones Unidas se ha hecho mucho en Belarús en cuanto a la reducción del número de mujeres que sufren tras la esclavitud sexual. Al mismo tiempo, nosotros registramos un aumento del número de personas traídas o llevadas desde Belarús con el fin su explotación ilegal. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ayudó a los países como Siria, Afganistán, así como naciones de África... El Gobierno de la República de Belarús con el apoyo de ACNUR de la ONU en el período de 1997 a 2014 concedió el estatus oficial de refugiado a 893 migrantes. De ellos, 217 personas fueron reconocidas como refugiados sólo el año en curso. Sin embargo, en los últimos meses a través de las fronteras de sur a Belarús llegaron más de 30 mil refugiados procedentes de Ucrania, que también necesitan de ayuda y asistencia.

Con la asistencia del Fondo para el Medio Ambiente Mundial y otros donantes el Programa de Desarrollo de la ONU cumplió con muchos proyectos en el campo de la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible. A menudo a Belarús la llaman con razón “los pulmones de Europa”. El 40 por ciento del país está cubierto de zonas forestales, y hay que señalar que el Gobierno belaruso se ocupa seriamente de los temas ambientales. Además de eso, nosotros trabajamos con Belarús según muchos temas, incluyendo la protección de la biodiversidad, la gestión de residuos, la eficiencia energética y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

También llevamos a cabo un proyecto muy importante encaminado al desarrollo del ecoturismo en Belarús con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Además de eso, el PNUD está cumpliendo con los proyectos en el campo del desarrollo económico, ayudando a las pequeñas y medianas empresas y atrayendo inversiones al país. Recientemente, la Cámara de Representantes de la Asamblea Nacional de Belarús celebró las audiencias sobre la ley de la asociación pública y privada. La iniciativa de desarrollar y adoptar la ley de este tipo, así como establecer procedimientos claros y precisos para los inversionistas extranjeros es el resultado del cumplimiento del proyecto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Ministerio de Economía, financiado por la Unión Europea.

Las Agencias de las Naciones Unidas han hecho mucho para apoyar a Belarús como el país más afectado por el accidente sucedido en la central nuclear de Chernóbyl. Con el generoso apoyo de los donantes, la ONU ha logrado recoger más de cinco millones de dólares norteamericanos para superar las consecuencias del desastre nuclear. Ayudamos a las regiones afectadas en la esfera de salud pública, las cuestiones económicas y sociales, mediante iniciativas locales. Sin embargo, todavía hay muchos problemas. Es por eso que en mayo de este año, la Administrador del PNUD, que también dirige el Grupo de Trabajo Conjunto de la ONU para los asuntos de Chernóbyl, junto con el Gobierno de Belarús tomó la decisión de celebrar una reunión de este grupo por primera vez en Minsk. El objetivo de esta reunión fue determinar el problema, así como hacer un plan de acción para el futuro.

Además de eso, estamos trabajando con el Gobierno de Belarús y varios otros socios en cuanto a los temas importantes en el campo de derechos humanos. Como parte del proceso –que lleva el nombre el Examen Periódico Universal– todos los países del mundo cuentan sobre la situación en la esfera de derechos humanos y recibe recomendaciones en cuanto a su mejora. Las Naciones Unidas trabajan de manera constructiva con Belarús para apoyar la aplicación de las recomendaciones y las obligaciones internacionales de Belarús en el marco de los acuerdos firmados por ella.

Por último, bajo la supervisión general de la Oficina del PNUD, la ONU en Belarús comenzó a poner en práctica una iniciativa impresionante para apoyar las innovaciones sociales en el país. Trabajando con el sector privado y los jóvenes, organizaciones de investigación y el Gobierno belaruso, nosotros recientemente hemos celebrado la acción bajo el título, “Hackathon”, donde pudieron reunirse los jóvenes inventores para desarrollar nuevas iniciativas en áreas como la lucha contra el SIDA, la asistencia a las personas con discapacidad y la protección del medio ambiente.

Así que podemos decir que tratamos de solucionar muchos de los problemas que el Gobierno y los ciudadanos de Belarús consideran como una prioridad. Y ya hemos logrado los resultados bien factibles. Las Naciones Unidas siguen siendo una valiosa fuente de conocimientos específicos y experiencias internacionales para Belarús y toda su comunidad. A su vez, nosotros tenemos previsto ampliar nuestra cooperación, haciéndola aún más eficaz.

Sr Sanaka Samarasinha, el héroe de Belarús Daria Domracheva y Administrador de la PNUD
Sra Helen Clark durante la ceremonia de asignación de Daria Domracheva con el titulo
del embajador de la buena voluntad de la PNUD

— Actualmente se está llevando el trabajo activo encaminado al cumplimiento del Programa Marco de la ONU para Belarús para el período de 2016 a 2020. ¿Qué resultados ya se han obtenido? ¿Quién participa en este proceso?

— Es cierto, a esta altura se está llevando a cabo el trabajo sobre el Programa Marco de las Naciones Unidas para Belarús. Tenemos la intención de desarrollar la versión final de este documento antes de fin de año. En la creación del actual programa y la discusión de las directrices de las actividades toman parte diferentes grupos: representantes de las empresas, las asociaciones sociales, el Gobierno, la comunidad académica y consultores internacionales.

Durante las reuniones, seminarios y discusiones fueron determinadas las siguientes áreas prioritarias de la cooperación: el desarrollo económico sostenible, la “economía verde” y la protección del medio ambiente, la gestión responsable y administrada por el público, así como del capital humano (salud pública y prácticas inclusivas para las personas con discapacidad).

A lo largo de todo el proceso de desarrollo del Programa Marco las Naciones Unidas mantiene su compromiso con las políticas y las prácticas de la participación nacional y la primacía de los intereses nacionales, la correspondencia de la esfera de la cooperación a las metas nacionales de desarrollo, así como el uso eficiente de los sistemas nacionales. Nos esforzamos mucho para obtener la armonización máxima posible del trabajo de todas las Agencias de la ONU, garantizando con eso el máximo beneficio de nuestro Programa Marco destinado para el período de 2016 a 2020.

Al mismo tiempo, estamos trabajado en estrecha colaboración con el Gobierno de Belarús en el ámbito de la aprobación de los documentos estratégicos a largo plazo: la Estrategia Nacional del desarrollo social y económico, que también está previsto cumplir en el período de 2016 a 2020. A principios del próximo año, pensamos empezar a trabajar sobre el programa de desarrollo social y económico destinado para los años de 2016 a 2020, es decir, para aquel mismo tiempo que el Programa Marco de la ONU para Belarús.

Hablando de todos estos procesos y consultas, tomamos en consideración los resultados de las consultas nacionales sobre la Agenda de Desarrollo en el período después de 2015. Belarús es uno de 88 países, que, junto con las Naciones Unidas celebró este tipo de Consultas Nacionales. Hicimos todo lo posible para que los resultados de estas consultas fueran reflejados en el Programa Marco de la ONU para Belarús, así como en las políticas y programas del Gobierno de Belarús.

— Recientemente, la delegación belarusa –encabezada por el primer ministro de Belarús, Mikhail Miasnikóvich, ha visitado Nueva York, donde ha participado en la Asamblea General de la ONU y otros eventos oficiales. En Nueva York también ha sido celebrado el Foro Belaruso de Inversión. ¿Significa esto que las relaciones entre Belarús y las Naciones Unidas han recibido recientemente un nuevo impulso para el desarrollo bien activo?

— Belarús es un miembro muy activo de las Naciones Unidas. Cabe destacar que Belarús fue la primera república de la antigua Unión Soviética, donde se abrió la oficina de representación de la ONU. Esto ocurrió en 1992, durante una visita oficial a Minsk del Secretario General de las Naciones Unidas, Boutros Boutros-Ghali.

Me gustaría recordar una vez más que Belarús es un país que participa muy activamente en la lucha contra la trata de personas, la forma moderna de la esclavitud. Además de eso, durante la última sesión de la Asamblea General de la ONU, Belarús ha propuesto varias iniciativas importantes en el campo de la prevención del comercio ilícito de armas lígeras, la protección de los derechos de niños, así como en el ámbito de la migración internacional. Belarús está trabajando activamente con una serie de agencias y organizaciones del sistema de las Naciones Unidas.

Al mismo tiempo, creo que en los próximos años vamos a ver aún mayor desarrollo de relaciones entre las Naciones Unidas y Belarús. Esto se debe al enfoque constructivo, el respeto mutuo y la confianza, que las partes muestran mutuamente.

Sr Samarasinha premie los ganadores del primero Hackathon Social de la PNUD en Belarús

— ¿Cómo ve usted el futuro de la cooperación entre Belarús y las Naciones Unidas?

— Reuniéndome con la Administradora del PNUD, la Sra., Helen Clark, el Presidente de Belarús, Alexandr Lukashenko, señaló que la cooperación con las Naciones Unidas es una eficaz y objetiva. Nos comprometemos a mantener un enfoque específico orientado a los resultados aún más importantes en la cooperación entre el equipo de las Naciones Unidas y el Gobierno de Belarús.

Además de eso, debo señalar que estamos orgullosos de que el Gobierno belaruso atrae a nuestros expertos al proceso de creación de documentos sobre el desarrollo social y económico de Belarús. Para nosotros es visto como un reconocimiento de nuestra profesionalidad y la alta evaluación de los resultados que ya hemos logrado.

Hace falta señalar que las Naciones Unidas en Belarús tienen previsto ampliar su cooperación con el país, utilizando activamente enfoques innovadores. En particular, recientemente, ha tenido lugar el primer “Hackathon” social del PNUD en el que en realidad hemos traducido las ideas sobre el desarrollo social de Belarús en los pasos prácticos. A esta altura, los tres proyectos han comenzado a llevarse a cabo. Tenemos la intención de celebrar constantemente los “Hackathon” sociales en Belarús, lo que permitirá a los ciudadanos determinar problemas más importantes para ellos y buscar la manera de resolverlos.

Vamos a seguir trabajando con el Gobierno belaruso. Pensamos seguir proporcionando la asistencia a aquellos, que más la necesitan, incluso a las personas con discapacidad, las personas con el VIH y la tuberculosis, los ancianos, los jóvenes y los niños (especialmente en materia de lesiones en niños y adolescentes), así como a las mujeres víctimas de la violencia doméstica y los pacientes que padecen las enfermedades oncológicas. Además de eso, vamos a ayudar a la gente a superar problemas como el consumo excesivo de alcohol y el tabaquismo y promover la integración de refugiados y migrantes en la comunidad.

También vamos a seguir atrayendo activamente a participar en nuestras actividades a todos los interesados: el Gobierno de Belarús, las asociaciones sociales, el sector privado, el mundo científico y los socios internacionales. Pensamos seguir el principio de inclusión en la sociedad, así como en nuestro trabajo.
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?