Consideraciones sabias sobre la edad avanzada

Para obtener la pensión al menos social, hace un año era suficiente trabajar durante la edad activa en total cinco años. Pero el año pasado, el plazo mínimo de años de trabajo fue aumentado hasta diez años.

Para obtener la pensión al menos social, hace un año era suficiente trabajar durante la edad activa en total cinco años. Pero el año pasado, el plazo mínimo de años de trabajo fue aumentado hasta diez años. Y a partir del 1° de enero del año en curso el mismo debe ser quince años.



Para aquellos –que no tendrán este plazo de años de trabajo– una pensión equivalente a la mitad del nivel mínimo de subsistencia, lo que es poco menos de 700 mil rublos belarusos, será designada cinco años más tarde: para hombres a los 65 años y para mujeres a los 60 años. En el Ministerio de Trabajo y Protección Social de Belarús explicaron el aumento del plazo de años de trabajo. Por un lado, eso motivará a todos a cumplir con un trabajo duradero y legal y por el otro permitirá erradicar la dependencia. Pero es obvio que la razón está no sólo en esto. 

Anteriormente, tres o cuatro empleados mantenían a dos jubilados. Ahora la situación ha cambiado radicalmente. En nuestro país viven cerca de dos millones y medio de personas de la edad avanada, lo que comprende casi un cuarto de la población total. En el último año su número se incrementó en más de 37 mil. Y parece que esta tendencia continúe. A su vez, el número de población en edad de trabajar disminuirá, asegura la directora científica del departamento de la dinámica de los sistemas socio-económicos del Instituto de Economía de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús, Liudmila Shakhotko: 

— En los años noventa del siglo pasado y a principios de 2000 en nuestro país la tasa de natalidad fue muy baja. Así que en la próxima década a la edad de trabajar pasará cada vez menos gente. En consecuencia, se disminuirán los ingresos en el Fondo de Protección Social. 

Hace falta señalar que el problema del envejecimiento de población es relevante hoy en día para muchos países. Por lo tanto, los países tienen que tomar medidas poco populares, entre ellos es el aumento de la edad de jubilación y la reducción del monto de los pagos. Sólo en los últimos dos meses en la Unión Europea tuvieron lugar decenas de protestas. La gente descontenta ha protestado recientemente junto al edificio del Ministerio de Economía en el centro de Atenas. “¡Basta de impuestos!”, “¡No podemos comer sólo nueces!”, “¡Manos fuera de nuestras pensiones!”: eso decía la multitud. Allí los pagos fueron cortados por un cuarto, una vez Grecia pasó al régimen de la austeridad. Además de eso, varias semanas atrás a las calles de la capital búlgara, Sofía, también salieron miles de opositores a la reforma de las pensiones. Pero a pesar del enojo de la gente, se modifica el sistema de designación de pensiones por la edad. 

El monto promedio de la pensión de jubilación en nuestro país el año que viene permitirá asegurar su relación con el salario promedio de por lo menos el 40 por ciento. En general, los principales costos del presupuesto del Fondo de Protección Social de la población serán destinados al pago de las pensiones: 87 billones de rublos belarusos, o el 75.6 por ciento de todos los gastos previstos. ¿Pero debido a qué será garantizada la estabilidad del sistema? Es probable que en un futuro próximo no podremos evitar el aumento de la edad de jubilación. 

En Alemania, la edad de la jubilación es de 67 años, en Gran Bretaña e Italia es de 68 años. Mientras tanto, la esperanza promedia de vida allí se acerca a los 80 años. En nuestro país, las mujeres también viven los 77 años en promedio, a su vez, los hombres diez años menos. “Según expertos, la diferencia entre la esperanza de vida y la edad de la jubilación debe ser unos doce años. Por lo tanto, podemos aumentarlo para las mujeres, pero no para los hombres belarusos”, considera el jefe del Centro de Gerontología de la ciudad de Minsk, Irina Tókareva. El Banco Mundial nos recomienda para el año 2020 aumentar gradualmente la edad de jubilación de las mujeres hasta la edad de jubilación de los hombres: a 60 años y para el 2026 hasta los 63 años, y para todos los ciudadanos para el año 2030 hasta los 65 años. 

Teóricamente, la carga sobre el fondo de pensiones en el largo plazo es posible quitarla también mediante el desarrollo de un sistema de pensiones de capitalización. Por el momento es reglamentario y se traduce en que las contribuciones de la gente, que está trabajando y se mantiene en forma de ahorro, pero en seguida este dinero se paga a la gas personas ya jubiladas. En la base del sistema ahorrativo está el otro mecanismo: las contribuciones pasan a una cuenta especial durante el período de trabajo y una vez jubilada la persona, su monto de pensión se calcula a partir de la cantidad de dinero aportado. Pero para que sea realidad, tenemos que desarrollar el mercado de valores. Y además, ¿quién puede garantizar que los fondos invertidos en acciones de las grandes empresas, especialmente en el extranjero, serán devueltos? Al mismo tiempo, si calculamos todos los riesgos, el sistema de ahorros podría comenzar a funcionar. A propósito, en Kazajistán este sistema comenzó a funcionar aún en 1998. 

Hay otra opción, dice el economista, Alexander Sinkévich. Se trata de la introducción de un seguro complementario de pensiones. Hasta el momento, este mecanismo no es muy popular en nuestro país. Al mismo tiempo, el semejante sistema funciona exitosamente en países europeos. 

En Alemania, por ejemplo, está establecido un seguro obligatorio de vejez. Con este fin, allí ha sido creada incluso una asociación, que reúne a varias corporaciones aseguradoras de pensiones. 

Por el momento en nuestro país se está analizando este tema. Se toman en cuenta todas las opiniones. Y la decisión debe ser tomada no sólo a partir de la experiencia internacional, sino también tomando en consideración todas las peculiaridades de nuestro propio país. A esta altura, tenemos bien claro que no podemos esperar que nos diga el Estado, qué solución encuentre para nosotros. Cada uno tiene que pensar acerca de cómo ser independiente en la edad de la jubilación. A su vez, el Estado seguramente debe crear todas las condiciones para ello. 

* Cabe destacar que a esta altura, el plazo mínimo de años de trabajo para calcular la pensión de jubilación para las mujeres es de 20 años y para los hombres 25 años. Si uno los tiene para calcular la pensión se toma el 55 por ciento de su salario mensual. A partir del 1° de enero de este año, cada año de trabajo subsiguiente a un plazo mínimo, se incrementará en uno por ciento. Es decir, si una mujer ha trabajado 21 años, le pagarán el 56 por ciento por de su salario y así sucesivamente. 

* Además de eso, el Estado va a apoyar a los que tienen un plazo mayor de años de trabajo, pero recibía un pequeño salario por razones objetivas. Por ejemplo, debido a la falta de calificación. En este caso, desde el comienzo del año en curso para las mujeres –que han trabajado más de 30 años– y los hombres –que han trabajado más de 35 años– se incrementará el costo de un año de experiencia laboral. El mismo costará al menos 0.7 por ciento del salario promedio de los trabajadores en el país.

Sergei Solodóvnikov, doctor en ciencias económicas: 

— Tenemos que analizar el tema no sólo de la reforma de las pensiones, sino también de los cambios en la base ya existente. A esta altura, en nuestro país no hay mucha necesidad de elevar la edad de jubilación. Sobre todo si los jubilados quieren seguir trabajando, ellos lo hacen después de jubilarse. Por otro lado, el aumento de la edad de jubilación para aquellos –que no han trabajado la mayor parte de su vida– es una solución justa y razonable económicamente. Con un sistema de capitalización también hay se presentan muchas dificultades. La experiencia de su introducción en Rusia, por ejemplo, resultó ser negativa. Así que por el momento no podemos hacer conclusiones positivas en cuanto a la introducción del sistema de pensiones de capitalización, tampoco podemos hablar de sus beneficios reales. Y lo más importante, no sabemos, si los privados fondos de confianza puedan manejar el dinero de “pensión” mejor que el Estado. La última confirmación no es retórica, pues hasta ahora ni teóricamente, ni prácticamente no ha sido demostrado qué forma de propiedad resulta más efectiva. 

Vladímir Nikoláevsky, candidato a doctor en ciencias, experto en el sistema de seguridad social: 

— Desde hace mucho tiempo, el actual modelo del sistema de pensiones iguales para todos requiere ser reformado. En nuestro país, se reduce el número de la población en edad de trabajar. Todos los fondos –que generan las personas que trabajan y los pagan al Fondo de Protección Social de la población– en seguida pasan para pagar pensiones. ¿Dónde obtener recursos adicionales para que al menos no disminuyan? 
Es necesario aumentar la edad de jubilación o el monto de contribuciones al fondo. Pero son medidas impopulares e ineficaces. De todos modos, el tema de la reforma es muy complejo, ya que requiere un programa bien pensado, el interés de la misma población e importantes fondos. Una de las fuentes de recursos financieros, por ejemplo, podría proporcionar la privatización de la propiedad estatal. 


Irina Savelieva
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости