Confort está garantizado

El hotel Green Plaza –que será construido en la intersección de dos caminos más importantes

El hotel Green Plaza –que será construido en la intersección de dos caminos más importantes: la autopista Brest–Moscú y la carretera al aeropuerto nacional “Minsk”– recibirá a sus visitantes

Claro que cerca del aeropuerto nacional, “Minsk”, debería estar un hotel. Se trata sobre todo de la comodidad de los pasajeros, que a menudo llegan al caer la noche y parten muy temprano o de vez en cuando tienen que esperar su vuelo más tiempo de lo previsto. Pero hasta este momento lo máximo –que podía ofrecer nuestro aeropuerto nacional– es acomodarse en un sofá en la sala de espera y pedir una taza de café en un bar local. Pues no es conveniente ir de ida y vuelta a Minsk… Pero muy pronto la situación cambiará por completo.


Hoy en día, la construcción del hotel se encuentra en una etapa, cuando podemos decir que no sólo analizamos este importante proyecto, sino también ya vemos contornos del mismo. Hace falta señalar que la situación se está cambiando cada día. Unos trabajadores alisan arena en un enorme espacio bordeado. Aquí será puesto un aparcamiento. Mientras tanto, otros hacen una amplia cama para ponerla en una pequeña habitación en las profundidades del edificio principal. Se pone claro que estamos en una habitación doble de clase económica. En realidad, por el momento el hotel Creen Plaza son sólo cuatro paredes, que aún necesitan ser habilitadas, así como el área, que a esta altura se está acomodando activamente. Luego vamos a ver cómo será todo. Además de eso, está previsto construir las obras características para los complejos hoteleros de este nivel: restaurante, spa-salón, cancha de tenis y campo de fútbol. También se planea ofrecer a visitantes todo tipo de servicios y comodidades.

Uno de las más importantes es la misma ubicación del hotel, a medio camino entre la capital de Polonia, Varsovia, y la capital de Rusia, Moscú; a sólo siete minutos del aeropuerto nacional, “Minsk”. Los expertos han calculado que cada diez minutos aquí pasa un auto con la placa rusa, que podría parar. Los constructores consideran, que si la carretera es pagada, los servicios deben ser correspondientes. Por lo tanto aquí los viajeros tendrán la posibilidad de alojarse, descansar, así como cambiar una rueda y el aceite. Y mientras tanto disfrutar de la tranquilidad. Por alguna razón en el nombre del hotel los constructores utilizaron la palabra inglesa green (“verde”). Las ventanas de algunas habitaciones dan al bosque. Pero para proteger a los huéspedes del ruido de los coches que pasan por aquí han sido plantados muchos árboles. Además de eso, por todos lados están las flores, ha sido hecho un estanque y arreglado el camino pavimentado que lleva hacia un roble bicentenario. Está previsto que los motivos naturales también tendrán los acabados del interior del futuro hotel: en la recepción será puesto un tronco de árbol de trescientos años que ha caído en el municipio de Cherveñ. ¡Es una pieza impresionante!

A propósito, se puede disfrutar de la hermosa naturaleza no sólo desde las ventanas del edificio principal de cuatro pisos con 139 habitaciones, sino también de las diez casas de huéspedes. “Nos gustaría que nuestros visitantes tengan una sensación de libertad, señalan los constructores. Uno piensa, ¿para qué alojarse en una cabaña? Claro que esta opción será particularmente apreciada por la gente de negocios. Por ejemplo, aquí pueden ser celebradas las negociaciones con los socios chinos, que vendrán a construir el Parque Industrial Belaruso-Chino situado cerca del futuro hotel”.

Ahora vamos a imaginamos, cómo es vivir en un lugar como éste. Maxim Yakímkov, vicedirector general de la empresa, “Agrobel”, nos invita a hacer un recorrido por las habitaciones: “Aquí estará el cuarto para las negociaciones, por allí un dormitorio, detrás de la ventana una pequeña zona de aparcamiento para los coches, aquí pensamos poner el horno para cocinar “drániki” (plato típico de la cocina nacional belarusa: panqueques de papas”. Al imaginar todo eso, viene la sensación que nos encontramos en una argohacienda porque los dueños han hecho hincapié en un especial colorido belaruso:

— Para nuestros empleados, hemos hecho uniforme especial en el estilo tradicional. Es lo primero, cuenta Maxim Yakímkov. Además de eso, hemos contratado a los profesores del idioma belaruso e inglés y hemos sido el único hotel que había pedido cinturones de Slutsk. Todos los muebles están fabricados en Belarús. ¡Son hechos a mano! Celebramos contrato con un agricultor para abastecernos con la carne más fresca. A propósito, nuestro restaurante va a ofrecer diferentes platos de la cocina tradicional belarusa. Pensamos cocinar panqueques de papas en presencia de nuestros clientes. Ahora buscamos al personal adecuado. Nos gustaría que las camareras sean las muchachas con el aspecto físico típico: rubias, gorditas, que hablan el idioma belaruso y que sean necesariamente modestas y bien educadas, así como capaces de presentarse bien.

La empresa constructora admite las ventajas obvias: “Por un lado, el gobierno nos ha dado la oportunidad de tomar la iniciativa. Nuestra empresa en otro país europea nunca habría recibido el terreno. Para que se haga realidad, tendríamos que representar la cadena hotelera, “Hilton”... Por el otro, en la etapa de construcción deberíamos recoger numerosas firmas más inimaginables, por algunas incluso necesitaríamos ir a la ciudad de Orsha. Es más, el proyecto de inversión se planeó inicialmente por tres años, pero fue prolongado, lo que está muy bien. Muchos se asombran, como hemos logrado hacer todo a tiempo. Lo que hemos logrado hacer, los viajeros bien cansados podrán conocer muy pronto.

Vladímir KostinVladímir Kostin, director del departamento de aviación del ministerio de Transporte y Comunicaciones de Belarús:

— Hemos celebrado una reunión preliminar e informal con el director del complejo. Vemos que es el hotel de muy alta clase. Por lo tanto, nos hemos puesto de acuerdo de celebrar una conversación sustantiva después de que el hotel Green Plaza será abierto. Digamos, vamos a analizar las condiciones de alojamiento para las tripulaciones. Claro que la decisión definitiva en este caso será tomada por los dirigentes de compañías aéreas. Además de eso, hay intención de construir el hotel junto al aeropuerto. Una de las compañías ya ha ganado la licitación. En la agenda del día está la preparación de la documentación pertinente. Hoy en día, los pilotos y el personal de servicio aéreo para descansar y pasar una noche tienen disponible el hotel y el albergue en el aeropuerto nacional, “Minsk”, en Sokol. Si bien esto es suficiente, dada la movilidad actual. A su vez, otras aerolíneas cambian el lugar de su alojamiento prácticamente cada año. Por ejemplo, hasta donde yo sé, la aerolínea alemana, “Lufthansa”, para estos fines últimamente ha utilizado los espacios del campamento de niños en el pueblo Volma. Antes ellos reservaban habitaciones en uno de los hoteles de Minsk.

Dmitri Umpiróvich
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости