Ciudad rodeada de lagos

o Cinco razones para visitar Braslav

o Cinco razones para visitar Braslav





1. Para llegar a la isla como Robinson


La ciudad al igual como una joya en la corona está enmarcada con unos tres centenares de lagos. Y todo gracias al glaciar, que estuvo en este lugar hace unos veinte mil años. De ahí proviene el nombre de la región: Poozériye.

La mayor parte del mismo se la ocupa el parque nacional, “Lagos de Braslav”. Los aficionados de descanso no organizado se instalan en las numerosas islas al igual que Robinson Crusoe. El agua aquí es limpia. Por lo tanto, nadar y explorar el mundo submarino es todo un placer. Dedicarse a la pesca se puede incluso en la ciudad: percas, besugos y lucios habitan en abundancia en el lago Drivyaty, una de las orillas del cual es una calle normal.


Читать статью полностью на портале «СБ»: http://www.sb.by/by-belarus-magazine/zhytstse_bel/article/gorad-syarod-azyer.html





2. Hacerse rey de la colina


La Colina del Castillo es el asentamiento del siglo IX. En un momento aquí estuvo un castillo de madera con siete torres. Hace quinientos años la ciudad la visitó el Gran Duque de Lituania, Alexander Jagiellon, y su esposa, Elena, la hija del príncipe de Moscú, Iván III. La princesa se quedó muy impresionada por lo que había visto. El príncipe conmovido regaló a su amada la ciudad de Braslav con todas las tierras circundantes. Elena en agradecimiento fundó el convento ortodoxo.

Hace falta señalar que en verano aquí tienen lugar torneos internacionales de caballeros y otros festivales, que atraen a varios miles de participantes. El 28 de mayo del año en curso en la Colina del Castillo fue celebrado el festival, “Espada de Bryachislava”.



3. Pedir ayuda a la Dama de Lagos


Las gradas de la Colina del Castillo llevan a los pies de la Iglesia de la Natividad de la Virgen María. Las obras de construcción del templo fueron iniciadas en 1824. En el altar se mantiene el icono milagroso de la Madre de Dios de Braslav, que también llaman la Dama de Lagos. Los creyentes cuentan que este icono ayuda a las personas a librarse de la adicción al alcohol.

Al otro lado se encuentra la Santa Iglesia de la Asunción. La obra de estuco blanco puede parecer a los visitantes algo modesta y poco atractiva. Pero en el interior permanece un verdadero valor histórico: el iconostasio de tres niveles, hecho por los maestros de Kíev.



4. Para beber agua “viva”


Los lugareños consideran un verdadero milagro la fuente saludable Okmenitsa. La leyenda dice que en los tiempos antiguos en esta zona estaba creciendo un pino enorme y poderoso. El árbol fue tan alto y espeso que desde lejos se destacaba entre otros. La salud y la fuerza el árbol se los obtenía de la fuente, de cuya agua se nutrían sus raíces. La gente notó que si tomar esta agua, las enfermedades se curan, los sufrimientos desaparecen y el dolor se pone menos fuerte. Dicen que esta agua hace rejuvenecer el cuerpo y no se pudre durante varios meses. Para agradecer a la fuente viva es necesario tirar una moneda en la misma o en una rama poner una cinta de color. Los troncos de los pinos que están por aquí están adornados con pedacitos de tela de diferentes colores. 



5. Organizar una sesión de fotos y tejer correa


Además de eso, la ciudad de Braslav conviene perfectamente para pasar un fin de semana en la familia. A los niños se les encanta el local Museo de la Cultura Tradicional, donde se puede aprender a hacer macetas en un torno de alfarero o a tejer una correa en un telar antiguo. En el verano en la playa está previsto abrir un barco-plataforma. En la cubierta junto a los areneros y columpios estará un laberinto.

Al parque municipal del safari fueron traídos ciervos que se puede cazar: pero por ahora sólo con un fusil de cámara, pero muy pronto, como prometen, será permitido hacerlo en un disfraz con un arco y una ballesta.


Leyenda Sobre el Driva insidioso y el Bras glorioso

Una de las leyendas narra que en un momento en la Colina del Castillo, entre los lagos con el agua cristalina, se encontraba un castillo, donde vivía un rico príncipe que tenía una hija Driva. Tres hermanos –príncipes Snud, Bras y Nov– pidieron el matrimonio a la joven muy bella. Pero la muchacha insidiosa dijo: “Casaré con el que va a matar a todos los oponentes”. Snud y Nov decidieron deshacerse de su hermano, pero por error mataron al sirviente y luego se agarraron el uno con el otro... Sobrevivió sólo Bras. Pero después de conocer el destino de los hermanos, él se negó a casarse con ella. Driva sin poder aguantarlo se tiró al lago. Y después de la muerte del príncipe, Bras se convirtió en gobernante de la ciudad: en su honor fue nombrada la ciudad de Braslav.

Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?