Bisnes se vuelve a los lugares remotos

El reciente XII Foro Económico de Gómel se ha convertido en el más representativo de la historia

El reciente XII Foro Económico de Gómel se ha convertido en el más representativo de la historia: los 21 países, más de 500 participantes y más de 100 proyectos de inversión. Pero no es sólo estos números se lo han hecho distintivo. El interés de los empresarios al desarrollo del negocio en pequeñas localidades es un nuevo giro del flujo de las inversiones.


Los participantes del Foro Ecónomico se conocen con ejemplos de técnica que etsá producida en región
de Gómel


Recuerdo cómo empezó todo. Sólo algunos países participantes, principalmente desde las zonas fronterizas más cercanas y municipios hermanados. La humildad de los primeros proyectos. Entonces solamente los optimistas incorregibles creían que eso traería efecto factible. Ahora, no hay lugar a ningunas dudas. A partir del año 2008, en el marco del Foro Económico de Gómel fueron celebrados 56 acuerdos de inversión por un monto de mil 360 millones de dólares norteamericanos.

Detrás de estas cifras está la creación de nuevas empresas y producciones, modernas instalaciones e infraestructura desarrollada. Gracias al foro económico en la provincia de Gómel fueron construidos varios complejos. En Zhlobin el centro de compras y entretenimiento, en Gómel el primer hipermercado. Además de eso, las iniciativas exitosas han dado lugar a otros proyectos de inversión llevados a cabo más allá de lo planeado en el foro. Sin embargo, durante todos estos años, fue clara y bien notoria la vinculación del negocio extranjero sólo con el centro provincial y grandes ciudades municipales, como Mozyr, Zhlobin y Svetlogorsk, entre otras.

Se podía entender a los inversionistas. Al dinero le gusta la claridad y precisión. El último se pone evidente rápidamente en el contexto de grandes ciudades. Quién podría decir cómo funcione el mismo esquema en pequeñas localidades, donde todas las gestiones normalmente ocupan mucho más tiempo. Sin embargo, los años no pasaron en vano. Poco a poco los proyectos de inversión comienzan a realizarse más allá de la ciudad de Gómel y centros industriales más importantes de la esta provincia belarusa. El reciente Foro Económico de Gómel es una comprobación convincente.


A esta altura, en la base de los nuevos acuerdos y protocolos sobre la intención de invertir están pequeñas localidades de la provincia de Gómel. Por ejemplo, en el municipio de Dobrush, en el río Iput, los inversionistas planean construir una central mini-hidráulica, lo que tiene mucha importancia para este sitio, pues de este modo será solucionado el problema de suministro de energía. Ahora la parte principal de la ciudad obtiene la energía generada por la planta de la caldera. Pero la empresa tiene sus propios planes en cuanto a la ampliación de la producción...

Otro punto de aplicación de inversión promete ser el municipio de Kalínkovichi. Aquí, a base de la antigua unidad militar una empresa belarusa tiene previsto construir en tres años el complejo agrícola, invirtiendo más de 110 millones de dólares norteamericanos. Además de eso, en este mismo centro municipal los inversionistas consideran razonable construir un parque acuático.

Mientras tanto, en el municipio de Rogachov un empresario ucraniano se dedica a la organización de la fabricación de los artículos de la piedra natural. Cabe destacar que este inversionista trabaja en Belarús ya durante varios años. El nuevo proyecto es la continuación de su negocio que comenzó en la ciudad de Svetlogorsk. Sus planes, el director ejecutivo de la empresa, “PlazmaTek”, Yuri Omelchuk, explicó en detalle: “Al principio, en cuando sólo entramos a su mercado, temíamos mucho que nuestro negocio pudiera ser cerrado o los impuestos fueran exorbitantes. Pero el miedo desapareció muy rápidamente y no quedamos muy sorprendidos. Resultó aquí todos ayudaban a los inversionistas: desde las autoridades locales hasta los organismos de control, aunque se parece extraño”. Hoy en día, contando sobre su negocio a los participantes del foro económico, el empresario ucraniano recomendó a sus colegas: “Si ustedes tienen la intención de trabajar honestamente, en Belarús se les ayudarán en todo. Si alguien tiene otros planes, sería mejor no perder tiempo”.

El presidente del Gobierno de la provincia de Gómel, Vladímir Dvornik, apreció muy altamente el reciente foro y su orientación al desarrollo de pequeñas localidades. Se trata de la economía de las zonas poco desarrolladas, de que depende la prosperidad futura. Digamos tomemos el municipio de Vetka. Aquí no hay ninguna empresa importante. La vida de los vecinos depende únicamente de las subvenciones. ¿Acaso podamos hablar del exitoso desarrollo futuro de esta localidad? Claro que no. Pero si en el municipio aparece producción estable, será cambiada inmediatamente su imagen. Estamos hablando de puestos de trabajo, ingresos al presupuesto y el desarrollo de la infraestructura de la zona. Teniendo más localidades de este tipo en la provincia, más fuerte será nuestro país en general, y la vida de los belarusos será más próspera. Es por eso que cada uno de los proyectos de inversión –encaminado al desarrollo de una localidad pequeña– significará mucho para toda la provincia de Gómel.

Violetta Dralyuk
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Автор фото: БелТА
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости