Aleksei Dъdarev: “La verdadera experiencia tiene un gusto amargo...”

El Teatro Kupala termina su temporada con un hermoso estreno — con la representaciуn de la obra de Aleksei Dъdarev “La tarde” ejecutada por el director Valeri Rayevski
El Teatro Kupala termina su temporada con un hermoso estreno — con la representaciуn de la obra de Aleksei Dъdarev “La tarde” ejecutada por el director Valeri Rayevski. El espectбculo ya dos decenas de aсos viviу su primer йxito. Y he aquн — una nueva redacciуn, una nueva representaciуn, y una historia sencilla de tres ancianos en una aldea lejana de nuevo reune salas enteras. En general, Aleksei Dъdarev es maestro de las asн llamadas historias sencillas, con las cuales no sй por quй a uno se le corta la respiraciуn. Recordemos sus mejores obras, el guiуn “Elecciуn”, “Soldados rasos”, “Dintel”, “Rocнo blanco”... Son sencillas como un vaso de agua de una fuente, y tambiйn vitalmente son necesarias para aplacar nuestra “garganta reseca”. He aquн tambiйn “La tarde”: una luz larga y tibia se queda en uno mismo despuйs del espectбculo. Esto es una verdadera rareza en medio del consumo diario de un kitsch global. Y tal alegrнa... Por esa razуn la primera pregunta que querнa hacerle al dramaturgo Aleksei Dъdarev al encontrarme con йl era una pregunta “no prбctica”, filosуfica...
— їHay algъn sentido en la “belleza pura”? їO la forma como tal no tiene valor?
— їY quй es eso “belleza pura” — la norma 90–60–90? їPuras proporciones? Mientras mбs yo vivo, me convenzo mбs que la belleza — es una irradiaciуn interna. Inspiraciуn. Es decir, una aspiraciуn, llenada con algo incomprensible, intangible.
— De acuerdo con la conocida expresiуn del filуsofo Bodriyar, la sociedad es capaz de funcionar solamente hasta aquel momento, cuando ella respete una ley no escrita en no menos grado que la escrita. їNo le parece a Ud. que la sociedad contemporбnea mбs y mбs frecuentemente atenta contra los santuarios, que se destruyen los ъltimos tabъ?. Tomemos por ejemplo, aunque sea el ejemplo que ha hecho mucho ruido — el libro y la pelнcula “El cуdigo da Vinci”.
— Hay valores cristianos, hay valores que son anticristos, cuando a Jesucristo la derriban de su nivel. Yo pienso mal de las prohibiciones. Pero pienso peor aъn de aquellos que no respetan una fe ajena. El arte debe provocar un interйs de otra manera, debe entrar a dialogar conmigo. Estoy de acuerdo, no estoy de acuerdo — harй un comentario. Pero cuando quieren sencillamente darme un choque...
— Reconozco que de todas manera espero cuбndo en la sociedad madure la crisis provocada por la saciedad con los frutos del kitsch, de la cultura de masas.
— ЎYa ha madurado! ЎSencillamente da nбuseas! El verdadero arte es sin lнmites, ininteligible. Allн hay amor y estб Diуs el Seсor. La cultura de masas misma utiliza determinadas “fichas” que se pueden colocar de acuerdo con un esquema o con otro. Pero esto no va hasta el infinito, por esa razуn se sacia rapidamente. Vн una mujer desnuda que estaba embadurnada con caviar. їQue se puede decir...? Un hombre verdadero construye una casa — en el sentido grande, filosуfico y en el sentido concreto, en cambio esto...
—Me parece que nuestro teatro acadйmico tambiйn se ha cansado de los entretenimientos que por un tiempo trataban de empadronar en el escenario, cuando al pъblico lo engatuzaban, en cambio no lo invitaban al diбlogo. Por lo menos el ъltimo estreno en el Kupala de su obra “La tarde” — es, lo reconozco, una revelaciуn inesperada. La obra antigua suena no solamente contemporбnea — de una manera bнblicamente eterna. El director Valeri Rayevski encontrу una entonaciуn muy exacta y la puso incluso en los subtнtulos — rйquiem.
— ЎHe aquн! їQuй es lo que Ud. ve en el escenario? Es como si no hubiera direcciуn. Y el decorado es simple, el cielo y la tierra son comunes. Los actores parece que no interpretan nada. їQuй hay, en aquello que ellos pronuncian, de desconocido para Ud.? En verdad, mil veces Ud. lo ha leнdo, lo ha pensado, se ha puesto de acuerdo, lo ha discutido. ЎPero por quй no se puede apartar los ojos del escenario! Muchos espectбculos puestos en base a mis obras tuvieron un ruidoso йxito, pero que la sala al mismo tiempo en una especie de arrebato se levantara al final para aplaudir... Y hay que ver que no habнa ninguna seсa, premisa — el espectбculo termina en una nota muy нntima. Me contaba una actriz, que estaba sentada en la sala, acerca de la reacciуn del pъblico. Un joven de los “nuevos” decнa a su acompaсante: “ЎBueno, que todos los nuestros vengan a presenciar esto!”.
— Yo tambiйn sentн el saturaciуn de impresiones y una necesidad rara e inverosнmil de compartirlas con las personas cercanas. Dirй mбs aъn, despuйs del espectбculo por largo tiempo llevaba dentro de mн una especie de luz.
— He tenido encuentros con los espectadores, ellos dicen: “Ud. mismo conversa con nosotros a lo humano, en forma normal. No hay aquello — mejor lo dirй en bielorruso — “miarzotб” (ignominia). Propiamente dicho, la debilidad creadora siempre se compensa con muecas. ЎDios mнo, “La pionera desnuda”!.. Sabes amigo, hay que ir (Moscъ, Teatro “Sovremйnnik” — E. M.). Y yo no quiero incluso ver esto, porque es una ignominia detestable.
— їQuй impresiones tiene Ud. al terminarse la temporada teatral?
— No son malas. El йxito de “Symon-mъsica” de Nikolai Piniguin en el Kupala, “Un lugar lucrativo” de Arkadi Kats en el Teatro Ruso sabe Ud. їquй significa esto? Es necesaria la base. Que en el ъltimo decenio el teatro de direcciуn, tan adulado por todos, sencillamente rechazaba. “ЎDe la nada, nada sale!” No soy yo quien lo ha dicho. Y si esta base estб escrita por una persona que, al crear la obra literaria, sufrнa, pensaba, lloraba y se reнa, va ha obligar al espectador a compartir. Y si esto no ha habido, entonces el teatro es sencillamente “cosas vanas”. Yo vн en un teatro occidental cуmo el director obligу a un actor a andar por la pared — en serio. ЎMagnнfico! їy para quй?.. Todo esto es tйcnica que no tiene ninguna relaciуn con el arte. Pero volvamos a la misma “La tarde”. Tanto la mъsica, como el texto, la decoraciуn y la direcciуn — todo trabaja para el actor. Y el actor trabaja para el espectador, por esa razуn la sala y la escena en el espectбculo se convierten en un todo.
— Me repito, fue un йxito no pronosticado...
— Yo no tenнa ninguna duda que esto funcionarнa. Pero tal йxito incluso yo no lo esperaba. De lo que estoy mбs contento es que grandes actores obtuvieron un buen trabajo: Ovsiбnnikov, Garbuk, Zubkova, Mirуnova, Podobed. Aunque yo tengo hacia la obra — una pequeсa separaciуn. La escribн cuando tenнa 32 aсos. En principio, no hubo ninguna reelaboraciуn del material, hice unos sacados elementales donde el tiempo mismo todo lo puso en su lugar. Resultу un rйquiem, un poema de despedida... Con el modo de vida, en el cual el hombre era una parte de la naturaleza.
— їY quй sucede con su creaciуn, el teatro del Ejйrcito? їEn quй estado estб ahora? No vemos afiches, no hay publicidad...
— No tenemos incluso sala, solamente hace poco el Gobierno asignу dinero para la reparaciуn.
— їPero Ud. tiene una compaснa de pleno valor?
— Sн. Y si fuera necesario ayudar a cargar las decoraciones, yo, como director artнstico, tambiйn no lo puedo hacer.
— Me parece que formalmente la idea del Teatro del Ejйrcito — no es popular. Por otro lado, la esencia no estб en la denominaciуn, sino en la calidad del repertorio.
— ЎNosotros estamos dentro del poder de los estereotipos o mбs bien de las imбgenes impuestas! El Teatro del Ejйrcito o el Teatro de los Sindicatos — no estб en eso la esencia, sino que en aquello: hay arte o no. Tenemos dos espectбculos del tema militar — viera Ud., cуmo se sientan y escuchan los adolescentes. “Voy a ir, — dice uno despuйs del espectбculo, — a besar a mi abuelo”. Es otro asunto el hecho que el arte no se puede dirigir. En los tiempos soviйticos el deseo de verdad del autor frecuentemente se cortaba: “ЎNo es constructivo!”.Pero en cuanto se deja a un lado la verdad — Ўun lugar santo no se puede quedar vacнo! — de inmediato la no verdad ocupa su lugar. He aquн donde Gуgol — en el cuarto salta un diablo. Y uno lo cree. En cambio donde otro: Masha con su amiga decidieron dedicar su vida al koljуs”. Es constructivo. Pero uno no lo cree.
— De todas maneras, debe Ud. estar de acuerdo con que en nuestro proceso teatral existe entre orillas demasiado parejas. Uno quisiera mбs no experimentos, no, sino sencillamente estrenos clamorosos.
— De lo bueno nunca hay mucho. Y ademбs, no es posible redactar todo el repertorio del Teatro Kupala con tales espectбculos como, por ejemplo, “La tarde”. Digo esto no porque quisiera alabarme a mн mismo. ЎSencillamente no hay necesidad de que haya muchos de tales espectбculos! El hombre no puede vivir toda la vida en la iglesia, en las oraciones — si es que йl no es un anacoreta, no es un devoto, por supuesto. Al hombre le es necesaria la taberna, tambiйn la plaza del mercado. Y sin ninguna duda el teatro. Y lo ъltimo — es el reflejo de nuestra vida: divertida y triste, santa y pecadora.

Elena Molochko
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?