Admiración, arte, juventud...

Este año es el año de aniversario para el Fondo Especial del Presidente de Belarús para apoyar a los jóvenes con talento

Este año es el año de aniversario para el Fondo Especial del Presidente de Belarús para apoyar a los jóvenes con talento.



Desde hace 20 años el Fondo Especial ayuda a las personas extraordinarias a demostrar sus mejores cualidades profesionales. Creando la “reservas de oro” de la élite creativa del país, el Fondo Especial estimula y premia a los mejores de los mejores.

Las celebraciones dedicadas al aniversario tuvieron lugar en el escenario del famoso Teatro Nacional Académico de Ópera y Ballet Bolshoi. Antes de la parte solemne, la viceprimera ministra de Belarús, Natalia Kachánova, leyó el mensaje de felicitación del presidente de Belarús, Alexander Lukashenko, dirigido al Fondo Especial y sus premiados y becarios. Debo confesar que el momento era muy solemne. Me sentí muy orgullosa por nuestros jóvenes. Me imagino como alegraban también los familiares de los jóvenes con talento, escuchando atentamente la felicitación llena de palabras del reconocimiento de sus hijos y nietos. Me permito citar unas pocas líneas: “Sus logros son ampliamente reconocidos no sólo en nuestro país, sino también más allá de nuestras fronteras, y su ejemplo es un buen punto de referencia para sus contemporáneos y una clara comprobación de que para los talentos en Belarús están abiertos todas las puertas”.

Hace falta señalar que en varias ocasiones asistí al concierto de los premiados y becarios del Fondo Especial del Presidente de Belarus para apoyar a los jóvenes con talento. Y cada vez, sintiendo el placer de contactar con diferentes estilos de arte, me alegraba por un alto nivel de formación de nuestros jóvenes músicos, cantantes, artistas de ballet, así como admiraba su sinceridad y pureza, tan característica para la gente joven. Así fue también en esta ocasión. Los jóvenes y los muy jóvenes ganadores de concursos nacionales e internacionales admiraron a la audiencia con su virtuosismo en danza, en tocar instrumentos musicales, así como en cantar. Es increíble que en esta edad, como se suele decir, tierna, los chicos ya están actuando en el nivel muy profesional como si tengan años de experiencia. ¡Cuántos esfuerzos y cuánta paciencia se necesitan para aprender a actuar y todos los días mejorar su técnica! No sé sí hay límite...

El concierto de aniversario, como lo nombraron los organizadores, fue muy especial. Pues para felicitar a los premiados y becarios del Fondo Especial con esta fecha al escenario del Teatro Bolshoi subieron no sólo las personas que hace poco fueron beneficiadas con las promociones y premios. Además de eso, en el evento cultural participaron los artistas más experimentados, cuyos nombres son conocidos en todo el mundo.


Concierto del jubileo fue inaugurado por el dúo de piano formado por Darya y Anastasia Lukashenko

El encanto de la juventud


La primera parte del concierto fue inaugurada por el dúo de piano formado por Darya Lukashenko de diez años y Anastasia Lukashenko de doce años. A propósito, las hermanas lograron conquistar el Olimpo Musical no sólo en Belarús, sino también en Rusia, Francia, Italia, al ganar más de una docena de competiciones internacionales. El año pasado, sus nombres fueron introducidos en la base de datos de jóvenes con talento en Belarús.

Las dos jovencitas subieron al escenario tomadas de la mano y echando miradas a su alrededor. Sus caras radiantes y sonrientes se pusieron serias y bien concentradas, tan pronto como se sentaron a tocar el piano. La sala se llenó de hermosos sonidos de la maravillosa música clásica. Las chicas bajo el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica de la Academia Nacional de Música de Belarús, dirigida por Andrei Ivanov, con mucho ánimo artístico interpretaron una parte de la obra de Aram Khachaturian, “Mascarada”.


El pianista joven, Vladislav Khandogiy

Vladislav Khandogiy, siguiente participante del concierto, es de sólo un par de años mayor que las niñas, tiene 14 años. Pero su nombre ya se conoce en la prensa mundial por ganar el Concurso Internacional de Jóvenes Músicos, “El Cascanueces”, celebrado el año pasado. La peculiaridad y complejidad de aquella competencia musical fue el hecho de que los jóvenes participantes debían permanecer bajo la atención permanente de las cámaras de televisión. Pero Vladislav Khandogiy “adelantó” a todos los músicos que habían llegado desde cuarenta y ocho países, y obtuvo no sólo el primer premio, sino el premio del público. Por primera vez en la historia del concurso el “oro” se lo tuvo un belaruso. A propósito, Vladislav no considera a sí mismo una estrella. En la ceremonia de aniversario parecía ser exteriormente tranquilo, lo que no le impidió interpretar con emoción el concierto para piano con la orquesta de Camille Saint-Saens.

Es cierto que la juventud tiene un encanto especial. ¿Cuál es su secreto? Seguramente está en esa sinceridad y la travesura infantil, que ya he mencionado. Es increíble que todo esto convive misteriosamente junto con un duro trabajo y mucha laboriosidad.

Los grandes nombres


Repito, muchos de los participantes del concierto de aniversario ya tienen mucha experiencia de actuar en escenarios internacionales. Entre ellos, Andrei Kovalinski, quien fue uno de los primeros laureados que el 1996 fue galardonado por el Fondo Especial. Hoy en día, a Andrei se lo llaman “líder” entre los trompetistas de la nueva generación. En su repertorio están las obras de autores clásicos y contemporáneos, y el estilo artístico de Andrei es bien distinguido en comparación con otros músicos. Kovalinski da conciertos como el solista con la orquesta de cámara en todo el mundo. A su vez, en los años anteriores el joven músico ganó números concursos más prestigiosos del mundo: Citta di Porcia (Italia, 1999), Toulon (Francia, 2000), Maurice André (Francia, París, 2000), Ellsworth Smith, ITG (Alemania, 2000) y Tromp Muziek Bienal (Países Bajos, 2002). El músico es el ganador del premio de Timoteo Dokshitzer (Moscú, 1992), el premio de Richard Wagner (Alemania, 1998) y el premio de Karlheinz Stockhausen (Alemania, 2003). Actualmente, Andrei es el solista en la Orquesta Filarmónica de Bruselas en Bélgica.

En el concierto de aniversario el músico interpretó brillantemente el concierto para trompeta con la re mayor de Giuseppe Tartini. Al final de su actuación el público estalló en aplausos y reiteradamente pidió al artista volver al escenario.


Ekaterina Oleynik baila el partido en un concierto de la variación de Nika del ballet, “La Bayadera”

Hace falta señalar que para participar en el concierto de aniversario llegó de Francia Ekaterina Oleynik y bailó el partido en un concierto de la variación de Nika del ballet, “La Bayadera”. Me gustaría subrayar que la bailarina ya ha tomado parte de varios proyectos internacionales. No se necesita presentarla especialmente: la bailarina belarusa es reconocida por ganar numerosos concursos coreográficos en todo el mundo. Hace falta señalar que en Belarús a Ekaterina Oleynik se la llaman un fenómeno único. Cuando estudiante, bailó la parte solista en el Teatro Bolshoi. Semejante suerte se la tienen pocos artistas del ballet en el comienzo de su carrera artística. Un par de años más tarde, Ekaterina Oleynik se convirtió en la solista y le fue otorgado el título de una de las mejores bailarinas. Además de eso, muy rápidamente ella ganó la aceptación del público en Europa y Norteamérica.

En el intermedio, en el vestíbulo del teatro, la audiencia tuvo la posibilidad de disfrutar de una colección de ropa infantil presentada por la diseñadora y ganadora del premio del Fondo Especial del Presidente para apoyar a los jóvenes con talento, Verónica Kanashévich. Sus lujosas prendas para pequeñas princesas no es la primera vez ganan en los famosos concursos de moda. La marca Verónica Kanashévich es reconocida también en el exterior. En Belarús, la consideran un “genio de la moda infantil”.


Trajes de autor de la ganadora del premio, Verónica Kanashévich


El artista emérito de Belarús, Vladímir Grómov, interpretando el papel de Toreodor, cantó versos desde la ópera, “Carmen”

La parte final del concierto fue vocal. Fueron presentadas las mejores obras clásicas del mundo. El primero que apareció en el escenario del Teatro Bolshoi fue el artista emérito de Belarús y el miembro del Consejo del Fondo Especial, Vladímir Grómov. Interpretando el papel de Toreodor, él cantó versos desde la ópera, “Carmen”. A propósito, hace siete años por sus destacados logros creativos, excelencia profesional y éxitos en el desarrollo de la cultura nacional de Belarús, Vladímir Grómov fue galardonado con la Medalla de Francisco Skorina.

El bajo de Anatoly Sevkó y el tenor de Yuri Gorodetsky de año en año conquistan los corazones de los amantes de la ópera en Belarús, así como en el extranjero. En el concurso mundialmente conocido Francisco Viñas –en el que toma parte el número récord de participantes: 607 solistas de 61 países– el año pasado Anatoly Sevkó el segundo premio. Además de eso, en tres ocasiones él fue galardonado con el premio más importante del Fondo Especial: el Gran Premio. En el concierto final Sevkó-Mefistófeles con un “fuego de demonio”, actuó en la ópera, “Fausto”, de Charles Francois Gounod. Yuri Gorodetsky también es el laureado del premio del Concurso Internacional la Reina Elisabeth en Bélgica y uno de los finalistas del Concurso Vocal Internacional en el Canadá y los Estados Unidos. En el concierto de aniversario, Yuri cantó el aria de Nemorino, en la ópera, “Elixir de Amor”, de Gaetano Donizetti. Durante su actuación muy sensual, a mí me pareció que el público hipnotizado literalmente se congeló, al contener la respiración. Yo también tenía miedo de moverme, para no perder ni un solo sonido que penetraba en el corazón.


El becario del fondo, el violinista, Oleg Yatsina

El concierto final siguió un estilo estrictamente clásico. Mientras que en los años pasados, recuerdo, los participantes cantaron canciones pop e incluso mostraron números de circo. Como me explicó Victoria Ignatenko, directora del departamento de apoyo y desarrollo de iniciativas culturales y educativas del Instituto de Cultura de Belarús, una de los organizadores de las celebraciones del aniversario, el Teatro Nacional de Ópera y Ballet Bolshoi es el templo del arte clásico, y por lo tanto, el programa fue hecho según el alto estatus del teatro, y el Fondo Especial.

Como ustedes saben, el año del aniversario duró más de un día. En un breve periodo de tiempo en el Museo de Historia de Minsk está previsto celebrar una exposición de obras de los artistas premiados y becarios del Fondo Especial del Presidente de Belarús para apoyar a los jóvenes con talento. Tradicionalmente el año 2016 será concluido con gran concierto de variedades.


A propósito


El Fondo Especial del Presidente de Belarús para apoyar a los jóvenes con talento fue creado en 1996. Su objetivo es una ayuda integral a los niños y jóvenes superdotados, así como la formación de “reservas de oro” del futuro de la élite artística del país. En 2006, fue creada una base de datos electrónica de todos los ganadores de los concursos nacionales e internacionales, celebrados en Belarús y en el extranjero. Para la selección de “los mejores de los mejores” en el Ministerio de Cultura de Belarús dos veces al año tienen lugar las reuniones del Consejo de Expertos en la esfera del arte. Los miembros del consejo consideraron el nivel de concursos, el grado de profesionalismo y el número de premios obtenidos de un solicitante a la ayuda estatal. Así, durante los últimos tres años, con los premios del Fondo Especial fueron galardonados 354 jóvenes y 39 grupos artísticos. En total, hasta la fecha, en la base de datos electrónica (Instituto de Cultura de Belarús) están 834 personas y 133 grupos creativos.

Además de tomar los datos de los jóvenes con talento el Fondo Especial asigna fondos para la prestación de asistencia financiera a los laureados, ganadores y becarios, así como para pagar por sus estudios y pasantías, becas y organización de proyectos creativos.

La actividad del Fondo Especial está bajo el patrocinio del mandatario de Belarús. Cada año en el Palacio de la Independencia se celebran reuniones solemnes en las que el presidente belaruso, Alexander Lukashenko, entrega premios y felicita a los jóvenes con talento por sus logros creativos.

Alisa Krasóvskaya
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости