“ЎBienvenidos а nuestra casa!”

[b]Mбs de un siglo la vivienda tнpica para la mayorнa de los belarusos ha sido la casa construida de troncos, sencill, pero multifuncional, y se llama “piatistenka” (“de cinco paredes”)[/b]La Patria de cada uno de nosotros comienza con la casa paterna. La urbanizaciуn cumpliу su tarea y el concepto “casa” se redujo para muchos a un apartamento en edificios impersonales de muchos pisos. Pero inclusive en los ojos de los ciudadanos aъn mбs arraigados aparece la luz cбlido, cuando recuerdan la casa simple campesina de madera donde algunos de ellos nacieron, otros visitaban a los parientes. Sн que hasta el momento en Belarъs hay muchas casas campesinas asн. Y aunque despuйs de ser reconstruidas, con frecuencia conservan los elementos clбsicos comprobados por las tradiciones ancestrales. Diferentes utensilios domйsticos traspasan a la vida nueva. No puede ser de otro modo, por que forman parte de la cultura nacional, de nuestro “cimiento genйtico”.
Mбs de un siglo la vivienda tнpica para la mayorнa de los belarusos ha sido la casa construida de troncos, sencill, pero multifuncional, y se llama “piatistenka” (“de cinco paredes”)

La Patria de cada uno de nosotros comienza con la casa paterna. La urbanizaciуn cumpliу su tarea y el concepto “casa” se redujo para muchos a un apartamento en edificios impersonales de muchos pisos. Pero inclusive en los ojos de los ciudadanos aъn mбs arraigados aparece la luz cбlido, cuando recuerdan la casa simple campesina de madera donde algunos de ellos nacieron, otros visitaban a los parientes. Sн que hasta el momento en Belarъs hay muchas casas campesinas asн. Y aunque despuйs de ser reconstruidas, con frecuencia conservan los elementos clбsicos comprobados por las tradiciones ancestrales. Diferentes utensilios domйsticos traspasan a la vida nueva. No puede ser de otro modo, por que forman parte de la cultura nacional, de nuestro “cimiento genйtico”.

Entre cinco paredes
Durante muchos siglos la casa y sus alrededores eran “dziadzintsy” (lo que se quedу de “dziady” — de los abuelos), al igual “dziadzintsy”. No por casualidad, el lugar para la construcciуn se elegнa muy escupulosamente.
La planificaciуn de la vivienda, el interior, la decoraciуn desde el principio fue acondicionado por el modo rъstico de la vida. En Belarъs el tipo de residencia mбs divulgado para los campesinos de la situaciуn econуmica media fue “jata piatistenka” — “casa de cinco paredes”. Cuatro paredes formaban un rectбngulo, y la quinta transversal, dividнa la casa en dos partes. A su vez cada una de las partes tambiйn se dividнa en dos partes. Cinco paredes principales de esa casa rъstica eran construidas de leсas gruesos redondos. La corona inferior de la casa rъstica (“padvalina”) en los tiempos lejanos se colocaba directamente en la tierra, mбs tarde sobre las piedras o en el fundamento. “Padvalina” fue mбs gruesa que otros leсas de la casa rъstica. Ademбs, cumplнa la funciуn del umbral en la entrada al zaguбn.
El techo es de dos aguas. Durante mucho tiempo se cubrнa con la paja, y despuйs con placas finas (“dranki”).
Las puertas de entrada eran bastante amplias. Se cerraban con el “pestillo”, rara vez se cerraban con el candado simple del lado del patio. La llave pequeсa la escondнan encima del marco de la puerta o en la ventana pequeсa entre los leсas de la pared lateral. Tal ventana al lado del zaguбn podнa ser cerrada durante la intemperie, y cuando hacнa buen tiempo servнa para la ventilaciуn.
Las puertas de misma casa rъstica eran fuertes y se cerraban tambiйn por medio del “pestillo”, de igual modo como las puertas de entrada.
Dentro de la casa se construнan los tabiques, hechos de tablas delgadas, con los vanos para puertas. Habitualmente tal casa constaba del zaguбn (“seni”) y del depуsito (“kamora”). Tambiйn habнa “garyshcha” al cual venнan desde el zaguбn con la ayuda de “drabiny” — la escalera de mano.

“Bailaban” del horno
Hablando de los componentes esenciales del ambiente de una casa rъstica del final del siglo ХIХ — el inicio del siglo ХХ, cabe mencionar que aquн todo era importante: la divisiуn de la zona, la ubicaciуn de los muebles, la colocaciуn de varios objetos conforme a su funciуn. La planificaciуn fue racional, cada sitio en la casa tenнa su destino determinado, no habнa nada impensado. El eje de orientaciуn en la vivienda fue la diagonal “el rincуn rojo — el horno”. El sitio mбs honorario por supuesto se consideraba el rincуn rojo (“chyrvony kut”). Aqн se ubicaba la mesa, en el rincуn colgaban los iconos, en la pared adyacente — retratos de los parientes. A esta mesa se sentaba toda la familia para compartir la comida. “Hay un pino, en el pino hay lino, sobre el lino hay centeno” —esta adivinanza popular contiene mucho sentido sobre tres atributos del rincуn rojo: la mesa, el mantel y el pan.
La orientaciуn diagonal del espacio interno de la vivienda fue condicionada por la ubicaciуn asimйtrica de los vanos de las ventanas.
En la residencia campesina tradicional el horno ocupaba la cuarta parte del espacio. Eso determinaba la funcionalidad del interior en total. El horno era del talismбn principal de la casa, calentaba, alimentaba, servнa del sitio de descanso. Al lado del horno se pronunciaban los juramentos, se celebraban los acuerdos. Cerca se encontraba el banco “uslon” sobre el cual estaba la tina con la mezcla para preparar el pan al horno, el pan era uno de los principales productos alimenticios. Al lado del horno operaban las mujeres, por eso este rincуn lo llamaban “babin kut” — el rincуn de mujeres.

El asunto de las manos propias
A menudo en la casa habнan objetos, la experiencia de la creaciуn de los cuales se traнan y se perfeccionaban de una generaciуn a otra. . Aqн viene otra adivinanza: “Fui en la cantera, fui en el fogуn, fui en la tabla, fui en el fuego, pasй tiempo en el mercado — comencй a alimentar a la gente”. En esta adivinanza estб “codificado” el proceso de la elaboraciуn de un pote (“sagan”): la extracciуn de la arcilla, la preparaciуn del material (la mezcla), el moldeo en el tabanque, la venta en el mercado...
La mayorнa de los objetos en la casa se referнa a la alfarerнa, en primer lugar la vajilla. Existen muchos procedimientos del tratamiento de la arcilla y hay muchos artнculos hechos de este material (“gladyshi”, “zbanki”, “gliaki”, “sparyshi” —jarros y potes), la vajilla de mesa (“miski”, “paumiski”, “kubki” — platos y vasos), la cerбmica decorativa (“bukeniki”, “dekaratyuniya talerki”) etc. La diversidad y la riqueza de los mйtodos del arte decorativo, la singularidad de las formas de la cerбmica hasta hoy en dнa se resguardan en los centros de las artesanнas tradicionales, y los artesanos populares les prorrogan la vida.
El tallado bielorruso nacional en madera no era muy decorativo. La gente simple valoraba mбs de todo la comodidad y funcionalidad, el decoro solamente complementaba la forma de la cosa. El tallado en madera estaba en su mayorнa en forma del adorno de las casas rъsticas en los tambanillos, escudos de las ventanas, alpendes.
Los artнculos tejidos son conocidos en la tierra bielorrusa desde los tiempos del neolнtico, sus huellas se quedaron en la arcilla, dentro del suelo se conservaron los restos de mallas tejidas del floema. Los objetos tejidos eran cуmodos, se hacнan mediante las herramientas mбs simples.
Una de las artesanнas belarusas mбs divulgadas es tejedurнa, y la parte inseparable de muchos artнculos tejidos es encaje.

Tradiciones vivas
Hablando con detalle sobre el mundo de la casa campesina en primer lugar prestamos la atenciуn en los objetos y las cosas que existieron realmente en el espacio en un perнodo del tiempo determinado y los que se refieren a la cultura material. Pero la cultura material estб estrechamente vinculada con el sistema de hбbitos laborales, conocimientos populares, tradiciones, costumbres creados por el pensamiento colectivo y relacionados con la vida econуmica, social y familar de la persona. Todo eso es una parte de la cultura espiritual que se transmite de una generaciуn a otra a atrvйs del cuento o la demostraciуn, la forma de educaciуn. Esperamos que este artнculo le ayude en la bъsqueda de sus propias soluciones que servirбn de base para la actividad creativa futura llena de espiritualidad. Tal vez el ambiente de su casa creado junto con la gente cercana tendrб el carбcter artificial: emocionante y cбlido, un poco arcaico y en algo inocente. Eso permitirб a contribuir a la imagen de la casa moderna la singularidad del significado funcional y simbуlico. Y entonces al invitar a la gente a su casa usted le dirб con alegrнa: “ЎBienvenidos a nuestra casa!” (“Kali laska, u nashu jatu!”)

Rosalia Tufcreo
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?